MiniMamiS

Sostenibilidad

La Clave deL MiniMaLismo y la Sostenibilidad

Escrito por MiniMamiS 28-10-2017 en Minimalismo. Comentarios (0)

Hay algunos temas que, a los que nos gusta esto del minimalismo, nos interesan también y nos gustaría dedicarles nuestra atención e intentar llevarlos a cabo (al menos a mi me pasa), pero son tantas cosas que lo que suele pasar es que no sabes bien por donde empezar (ni cómo) y esto lleva a no hacer casi nada en ninguno de ellos..

En mi caso (y por lo que leo en blogs y libros sobre el tema) estos temas son la sostenibilidad, no acumular cosas y el ahorro.

Sostenibilidad

Cuando escribí los posts del "residuo cero del bebé" que trataban sobre cómo hacer más sostenibles algunas rutinas relacionadas con ellos, busqué información acerca del movimiento "Zero waste" que promueve un estilo de vida en el que no se genera ningún residuo.

En esta propuesta hay también varios niveles. Hay gente que ha conseguido vivir sin generar ningún residuo (son los que tardan en llenar con basurilla un frasco de cristal de menos de un litro más de un año..fascinante!) y otros se dedican primero a evitar "sólo" el plástico: "sólo" entre comillas porque ya me parece toda una hazaña! Para empezar está en todos los productos de uso cotidiano (si no, echa un ojo a todo lo que usas..) y lo más sinsentido es que se utiliza en cosas de usar y tirar, cuando es un material pensado para que dure (cientos de años..los primeros plásticos fabricados aún están en este planeta..el plástico es el cáncer del planeta). Así que centrarse 'sólo' en el plástico ya tiene un gran impacto (positivo) en la sostenibilidad y en la disminución de residuos.

El movimiento residuo-cero me encantó, lo reconozco: me gustaría llevarlo a cabo, aunque sea hasta un nivel que yo pueda gestionar. Creo que reducir todos los residuos hasta lo del frasco es muy complicado, aunque depende de la realidad de cada persona: de donde viva, si tiene acceso a tiendas a granel por ejemplo, o si vive sola y no tiene hijos.. aunque la máxima exponente de este movimiento es esposa y madre de dos hijos, así que supongo que todo es posible ;)..

Como todo la cuestión es empezar, y lo mejor es centrándose en una cosa cada vez. Se podría empezar por evitar los envases, o los productos de un solo uso (lleva tus bolsas para comprar, tu botella de agua, etc etc..). Cualquier inicio será positivo y yo me tracé mi hoja de ruta, me salieron tres bloques de acción: evitar desechables, evitar productos envasados y el tercero es 'la clave'...pero me di cuenta de que lo mejor era empezar por ella.

Ahorro

Este tema también suele ser recurrente en blogs y libros sobre minimalismo: sanear finanzas, librarse de las deudas, poder vivir con menos sueldo y así no depender tanto de un trabajo de muchas horas o que no te guste... En mi caso, este año particularmente me interesa porque estoy a media jornada, decidí tener un poco más de tiempo para mí y mi familia (aplicándome un poco estos consejos minimalistas) y, claro, cobro la mitad así que la clave es obvio que me ayudará.

Pocas cosas..

Este objetivo es normalmente uno de los principales del minimalismo y en todas las publicaciones aparece entre las primeras cosas que hay que hacer: deshacerse de las cosas que no se necesitan y no volver a acumular.

Tras mi limpieza vertiginosa de este verano (el reto "500 cosas menos") me da pereza pensar que poco a poco se puedan volver a acumular si no tengo ojo.. Y es que claro, vas a seguir comprando cosas, porque se necesitan (o quizás no..), o te las regalarán y cada día no podrás ponerte a hacer una criba como en el reto.. Así que pensé seriamente una rutina que me ayudara a prevenir esta 'amenaza' y ahí me salió la clave..

La Clave

Dentro de los diferentes enfoques que me planteé para abordar todas estas cosas, me di cuenta de que la estrategia común para tener éxito en todas ellas es dejar de comprar.

Piénsalo: si dejas de comprar cosas que no necesitas, obviamente no se te acumularán objetos otra vez, ahorrarás (aunque esto depende de en qué otras cosas te gastes el dinero) y disminuirás los residuos.

Ha habido gente que este último año o dos ya ha realizado esta iniciativa, por motivos diversos y con sus normas propias, así que no es tan descabellado. Al fin y al cabo, comprar realmente es un hábito o se hace como hobby para pasar el rato, y no sé si te has parado a pensar en los impactos que esto tiene (en el planeta y en tu vida) y en lo realmente necesarias que son la mayoría de esas compras. Ya te digo yo que nada: te explico como funciona la clave.

Me hice una especie de clave dicotómica de preguntas y respuestas tipo SI y NO, (la de la foto del post), de forma que cuando te plantees seriamente que quieres comprar algo, tiene que superar esta clave para realmente comprarlo.

La primera pregunta es si ya tienes otro objeto en casa igual (duplicado) o que cumpla la misma función. Si es así, pues no se debería comprar otro. Con esta pregunta todas las compras por impulso o capricho se descartan a la primera de cambio (las tardes de shopping se van..) porque serán cosas que ya tengas seguro: ropa, complementos, maquillaje, otra crema, otro libro..cada uno tiene su lista negra.

Si superamos esta pregunta y es verdad que no lo tienes en casa ni nada parecido, lo siguiente es plantearse si de verdad es necesario..de verdad-de-la-buena.. El resto de cosas tampoco superarán esta pregunta..y si no piénsalo: esa mascarilla para el pelo o crema facial, ese objeto de adorno, ese alimento de moda que quieres probar.. Aunque no había otro producto similar en casa, ¿son necesarios? pues no. En mi caso eran esas cosas que salieron de casa en el reto de verano una y otra vez..cosas que compras y realmente no utilizas por lo que sea: admítelo, no van contigo por mucho que te empeñes.

La siquiente cuestión, si llegamos, es si alguien te lo puede prestar o podrías fabricártelo tú (DIY, cosa que también está muy de moda). Así reduces el impacto de la fabricación del objeto nuevo, y cuando ya no se necesite se devuelve y no se te acumula a ti. Con las cosas de los niños se suele llegar hasta esta pregunta, porque es cierto que no se tiene nada al principio (si es el primero): cuna, carro, etc.. y la mejor opción es que te lo dejen.

Si no puede ser, la siguiente pregunta y opción es adquirirlo de segunda mano, así se alarga la vida útil de muchos productos que en el caso de los objetos para niños tienen poca, porque se utilizan poco tiempo y muchas veces están en perfecto estado. También es la mejor opción para ropa, sobre todo ropa para ocasiones especiales o muy puntuales que es muy posible que no tengas (y superan las primeras preguntas) tipo disfraces, ropa de gala para una boda, equipamiento deportivo para cosas como esquiar, etc..

Si llegaras a la última, que es comprarlo nuevo, hay que intentar que sea de marcas sostenibles (con materiales ecológicos, condiciones de trabajo dignas, etc..). Y si no hay manera..habría que plantearse seriamente no comprarlo (aunque ya te digo yo que, si aplicas sinceramente la clave, pocas veces llegarás a esta última).

Beneficios

¿Por qué creo que esta estrategia ayuda a que tengas éxito en todo lo demás? Veámoslo..

En el ahorro es obvio porque las compras por impulso se llevan mucho presupuesto, y las cosas de segunda mano suelen ser más baratas. Por supuesto uno puede plantearse la clave en otras actividades, no solo en cosas: '¿es necesario que todos los días desayune fuera de casa?' pues seguramente no..y ahorrarás más.

Que ayuda a tener menos cosas también es muy evidente, porque no comprarás nada hasta que se acabe el objeto original. Y aún así, si la aplicas bien, hay muchas cosas que no volverás a comprar porque se adquieren por hábito pero puede que tú no las necesites.. Por ejemplo yo ya no uso discos de algodón. Los usaba para ponerme el tónico pero se puede hacer con los dedos o un vaporizador, y como no me maquillo, los discos no se usan para nada más. Cuando se acabaron, no compré más y punto. Te lo puedes plantear con muchas cosas, pero los productos de aseo se llevan la palma porque realmente se necesitan 4 cosas..

¿Y el Zero waste? pues también, porque si empiezas por este paso reducirás los residuos un montón:

-Muchas cosas no las compraras, cumpliendo así los principios de rechazar y reducir que son pilares en este movimiento. 

-Si es un objeto que necesitas de verdad, tendrás que buscar la opción sostenible así que, para empezar, dejarás de comprar desechables y te pasarás a la opción reutilizable (servilletas de tela, tu botella de agua, bolsas de tela para comprar, la copa menstrual, discos de desmaquillar de tela..hay de todo). 

-Con la clave dejas de generar residuos que no ves (de la fabricación de cosas nuevas) y que ves y te llevas a tu casa (etiquetas, embalajes, envases, bolsas, tickets de compra..).

- Pocas cosas, mejor gestión: éxito asegurado. Si minimizas tus compras a lo básico (alimentos y productos de higiene y aseo) puedes centrarte en hacer estas compras más sostenibles: puedes buscar tiendas a granel, puedes ir sustituyendo cada producto por su versión sostenible (por ejemplo, hacerlo tú). Si sigues comprando de todo, tienes que vigilar demasiados frentes y al final no se hace. Es más factible cumplir tu objetivo si tienes que cambiar pocas cosas: compra lo que necesites de verdad y olvídate de gestionar todas las demás.

Conclusión

Aprovechando que esta semana ha sido el famoso black friday que anima a la compra desaforada con ofertones en todas las tiendas, y que ya cuenta desde hace años con una propuesta contraria  (el mes sin comprar nada nuevo), iremos un paso más allá con esta propuesta: utiliza la clave por tiempo ilimitado.

¿Serías capaz? ¿crees que ayudaría a obtener otros beneficios inesperados? Ya me cuentas y ya te contaré!

Más información:

Blogs relacionados:

http://vivirsinplastico.com/

http://ecoblognonoa.com/

http://unavidasimple.es/index.php/category/vida-eco/residuo-cero/

En inglés: 

http://www.trashisfortossers.com/ (blog de Lauren Singer)

https://zerowastehome.com/ (blog de Bea Johnson)

Vídeos y documentales:

Charla de Lauren Singer sobre cómo empezó su vida zero waste (subtitulada en español). Es genial la última frase ;) 

https://www.youtube.com/watch?v=H0Q4D_tOYxs

Charla de Bea Johnson sobre el estilo de vida Zero Waste (subtitulada también) Es genial en general:

 https://www.youtube.com/watch?v=CSUmo-40pqA

Documental "Adictos al plástico" : https://www.youtube.com/watch?v=DKVv9HyobTw

Documental "Océanos de plástico": https://www.youtube.com/watch?v=_UGY3gKhxD0

Documental "El misterio del plástico desaparecido": https://www.youtube.com/watch?v=G8bQVJFxqR8



500 Cosas Menos: claves para tener éxito

Escrito por MiniMamiS 30-07-2017 en Retos y experimentos. Comentarios (0)

Pronto empezamos a quitarnos cosas de encima y, aunque pensaba que ya no me quedarían tantas por finiquitar, ¡va a ser que sí! No sé si llegaré al final, pero las dos primeras semanas creo que están superadas.

Os escribo para daros unos últimos apuntes o consejillos antes de empezar y, si aún no os habéis animado, para invitaros! Se aprende mucho de lo que uno tiene en casa. Siempre hay objetos que revelan tus aspiraciones o sueños (material deportivo, o para realizar algún hobby, o ese curso de cocina con aparatejos incluídos que nunca se usan...) o los muchos 'porsiacasos'...  Y cosas muy surrealistas (tipo..¿un peine? Si hace años que soy calvo..)

Toma nota..

- Hazte una lista con los objetos que vas a sacar. Es buena idea anotar las posibles 'víctimas' según te vengan a la cabeza porque al principio, como son pocas cosas (e inconscientemente ya sabes lo que vas a tirar), se pueden coger y tirar ese mismo día en un pim pam, pero a partir de la primera semana puede que no tengas tiempo de ir recopilando cosas y sacarlas, o no te acuerdes de aquello que habías pensado tirar.

Mi consejo es que vayas haciendo una lista de posibles cosas para apartarlas cada día y, según las sacas, las tachas. Yo lo estoy anotando en el móvil porque es lo que siempre llevamos encima, aunque también voy poniendo en la agenda ya repartido en el día que lo tiraré. Luego quedará a modo de recordatorio-diario.

- Los objetos de los que aún no estés muy segura (o quieras dar esa última oportunidad) déjalos para el final de mes. Por ejemplo, ese producto del baño que está sin abrir, o algún alimento de la despensa a punto de caducar...si no lo usas de aquí al 31, déjalo ir (y súmalo).

- Lo más complicado será “tirar bien”, es decir: buscar el destino más adecuado para cada cosa. Esto de desechar, según como se haga, le hace un flaco favor al medio ambiente porque hay muchos objetos que no se pueden reciclar fácilmente (están hechos de materiales diferentes..sobre todo plástico) y antes deberíamos intentar darles una segunda vida. Así que cuando saques algo, primero piensa en la donación (dárselo a alguien que lo vaya a usar) y para lo demás, ves al punto limpio. Prepara una bolsa o caja para ir metiendo los objetos según pasen los días y a mitad de mes te das un viajecito para dejarlos allí.

- Si decides ponerlos a la venta en internet, hay que tener en cuenta que realmente siguen en tu casa mientras esperas, así que hasta el día que lo vendas, no lo podrías contabilizar. Tenlo en cuenta para buscar otras opciones (donar directamente) o colgarlos en la red el primer día, a ver si a lo largo del mes caen..aunque ya se sabe que es un método que lleva su tiempo.

- Limítate a tus cosas (y a las de tu bebé como mucho)..Ya se sabe que aunque tengas tentación de tirar esos papeles que deja tu pareja sobre la mesa o ese libro de la mesita que, tras 4 años ahí, está claro que no va a leer, no son tuyos. Aunque te ayudarían a conseguir el reto, no se debe. Puedes preguntarle por cosas en común, como algún objeto de adorno o minielectrodoméstico, pero ya está. Tú a lo tuyo y..quizás se anime ;)

- Abre bien los ojos porque te saldrán objetos inesperados para poder sumar..por ejemplo, al ir sacando ropa, puede que consigas vaciar esa caja o bolsa de almacenaje donde la guardabas...Pues sácala también! No la guardes “por si acaso” (me da a mí que van a salir un montón de “porsiacasos” por la ventana este mes..)

- Esto me lleva a la última idea importante: no contaremos objetos que luego se repongan. Es decir, si tiro 7 toallas porque están viejunas pero compro un juego nuevo de 7 también, no las contabilizaremos porque realmente no tengo 7 cosas menos. Quizás veas que de todas formas te arreglas con la mitad...Si las repones pero sólo entran 4, entonces podríamos decir que hemos tirado 3 objetos.

No es que lo haya leído como regla del juego, pero es de sentido común..No se trata de decir “lo tiro todo y así renuevo..”, la idea es tener menos cosas.

500 menos, para ser exactos ;) 

Suerte a tods! 

ALiCaduLa

Relacionado:

http://minimamis.blogspot.es/1500974113/reto-una-cosa-mas-cada-dia/

https://www.facebook.com/Minimamis-1060202617324211/



¿Lo quieres? Te lo regalo ;)

Escrito por MiniMamiS 07-05-2017 en Te lo regalo. Comentarios (0)

Hace unos días que me ronda una idea por la cabeza y aprovechando que hoy en es el día de la madre, os la cuento, ya que va de regalar.

Hemos hablado mucho de qué hacer con las cosas que no necesitas (idealmente regalar o vender) y, si no lo consigues, suelen pasar dos cosas: las acabas tirando o siguen en tu casa o trastero, ocupando tu sitio (objetivo no cumplido...)

Venderlas tiene su complicación porque entre tantas opciones (páginas de internet, tiendas de segunda mano, mercadillos...) tus cosas tienen que interesar a alguien especialmente ( al fin y al cabo va a pagar..) y conlleva una dedicación (colgar el objeto en la web o llevarlo hasta la tienda, contactar y negociar, quizás hacer un envío, responder a las dudas de los posibles compradores..). 

Y regalarlas o prestarlas a alguien pues también tiene su cosa.. A veces no das con ese alguien porque no le ves mucho o no se te había ocurrido que lo necesitase. A veces no se lo preguntas a todo el mundo porque tampoco te acuerdas (o no quieres ser pesada..). A veces te dicen que no lo necesitan porque no lo ven o, con las prisas de la pregunta del momento, no caen en ese momento si lo quieren. Y a veces dicen que sí pero realmente no lo necesitan (es un "algo haremos con ello")

Para conseguir una segunda vida para mis cosas de bebé, pero evitar endosar cosas a quién no lo necesite de verdad, he pensado ponerlas en el blog. He creado una sección que se llama "Te lo regalo" y cuando tenga un objeto que ya no necesite, lo publicaré. Si lo quieres dímelo y es tuyo. Si vivimos cerca, más fácil de intercambiar. Si no, y no es muy voluminoso, te lo puedo enviar. Si conoces a alguien que le vaya a venir bien, pues también. Puedes pedírmelo por los comentarios o la página del Facebook, y si me conoces pues en persona o mensajito ;)

Para empezar: una cuna

En este día de la madre inaguro la sección con una cuna (muy adecuado...artículo de bebé y minimami total ;). Esta semana cambiamos a la peque a una camita y ahora toca buscarle una segunda opción.. La cuna es blanca, de Ikea, te pongo el enlace del modelo para que la veas

Cuna: http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/00248567/

En un cabecero tiene pegado un vinilo de un caracol, pero si no quieres que se vea, se pone ese lado contra la pared y ya está (o se despega). Os pondré foto en Facebook. Por supuesto también tengo el colchón, así que si lo necesitas, también es tuyo. Ya sabéis, contactad conmigo y ya me decís algo. Si conoces a alguien que le pueda venir bien, también.

¡ y FeLiZ Día de la Madre a todas!

¿Que te parece la propuesta? ¿Has conseguido prestar o vender muchas cosas o están ocupando tu sitio? Espero que si hay algo mío que quieras, me lo digas.

ALiCaduLa

Residuo Cero: El Aseo del bebé

Escrito por MiniMamiS 26-04-2017 en Ahorro. Comentarios (0)

En el anterior post sugería llevar a cabo algunas acciones para compensar los impactos ambientales del cuidado del bebé (haciendo como Joey de Friends al dejar de comer carne): el bebé no contaminaría más, sería lo que hubiera contaminado yo.. Se pueden hacer varias cosas desde el momento en que preparas todo para su llegada hasta las rutinas diarias. Hoy analizaremos una de esas rutinas: el aseo.

El aseo del bebé suele ser muy poco sostenible. Usamos productos de uso exclusivo para ellos, con lo que te juntas con un montón de botecitos además de los tuyos, y muchos de esos productos son de usar-tirar. Por ejemplo, los pañales, que es de lo más contaminante..un pañal tarda en degradarse más de 100 años (y sólo con ver la frecuencia con la que tienes que comprar, ya ves que se usan un montón..). Veamos algunos impactos que implica el aseo y como compensarlo.

El baño

Para empezar a los bebés los bañamos, no los duchamos. En una bañerita de las del principio aún se gasta poca agua, pero cuando pasan a la bañera normal, ese gasto aumenta considerablemente. Hay maneras de reducirlo:

- En los primeros meses del bebé no hace falta que lo bañes cada día. De hecho, el protocolo de algunos hospitales dice que no se les bañe hasta que se les caiga el cordón umbilical (eso pueden ser hasta dos semanas...). Piensa que aún no va a guardería ni juega tocándolo todo, se pasa el día contigo, en la cuna o el carrito (que seguro que tiene toda la ropa bien limpita), así que puedes bañarlo día sí-día no sin ningún problema (a no ser, obviamente, que se manche entero por lo que sea).

- Cuando lo bañes, se deben poner tres dedos de agua, nada de llenar la bañerita hasta la cintura. Más que nada es para mojar la esponja y tirársela por encima, mientras con la otra mano lo sujetas. Si la llenas mucho será muy incómodo (y a la que se mueva haréis cataratas..). Cuando ya se mantiene sentado y lo bañas en la grande, llénala tambien un palmo, no hace falta tampoco hasta media bañera (riesgo de cascada también...).

- Para bañeras muy grandes, existen unos diques de bañera con ventosas que hacen de pared y así se reduce el espacio y se gasta menos agua. Es práctico si la bañera es tipo jacuzzi, porque si es normal enseguida se apoyará y se despegará, dejando pasar el agua.

- Cuando llenes la bañera, no esperes a que el agua salga caliente para poner el tapón: puedes taparla desde el principio y cuando empiece a salir caliente, esperas a que la mezcla tenga buena temperatura. Después, si aún falta agua, ya pones el agua templada. Si tarda mucho en salir caliente (se te llenará ya media bañera de fría de tanto esperar..) pon un cubo al principio para recoger ese agua y aprovecharla en otras cosas (fregar, regar, una cisterna de váter..)

- Si tienes más de un peque, otra idea para ahorrar es bañarlos juntos.

- Hay ciuntounmil productos de baño específicos para bebé..Pero un recién nacido sólo necesita dos cosas: un gel suave (si casi no tienen pelo no hace falta un bote extra de champú..y aunque tengan, el mismo producto vale para todo porque es muy suave) y una crema para el cuerpo. Inventaron luego su primera crema para la cara, pero eso sólo es un sacapasta y un acumulabotecitos.

- Cuando ya sea más mayorcito, intentad compartir productos. El gel es un producto poco específico que puede servir para todos. Compradlo pensando en los peques, mejor de marca bio, y luego lo usáis todos. Lo que es bueno para su piel, es buenísimo para la tuya. Así ahorramos envases y no tenemos media docena de botes en la bañera, que es un horror. Esto también vale para la crema corporal hidratante: una neutra, bio y que puedan usar todos. Simplificad la rutina del aseo.

- Para compensar esta rutina, por supuesto la sugerencia es que vosotros no os bañéis, sino que os duchéis.

El cambio de pañal

Pañales

Quien se ha liado la manta a la cabeza, ha optado por usar pañales reutilizables. Esto sería la solución ideal, pero con todo lo que implica la llegada del bebé, como para tener que estár lavando también los pañales...(como dijimos, todo no se puede..) Aunque se opte por esta opción, en muchas ocasiones se tira de pañales desechables igualmente (un viaje, la guardería, dejárselo una noche a los abuelos, etc..). Al menos hay que intentar optimizar el uso y reciclarlos bien.

- Si vas a cambiarle el pañal y ves que está seco, vuélveselo a poner. A veces vamos a bañar a la nuestra y está perfecto: después del baño se lo volvemos a poner.

- Busca una marca que absorba bien y aguante toda la noche. Además de comodidad para el bebé y vosotros (de no tener que levantarse a cambiarlo), vas ahorrando pañales.

- Los pañales se tiran en la 'resta', no en la orgánica. Suele ser el contenedor gris, y precisamente a veces tiene dibujado un pañal.

Toallitas desechables

Las reinas de los culitos infantiles sin duda..Y de todo lo demás (manos, cara, ropa, mocos...). Está claro que son muy prácticas, pero no son nada respetuosas con el medio ambiente: están impregnadas de sustancias químicas, son de un solo uso y no son biodegradables ni reciclables. ¿Qué podemos hacer?

- Para empezar no las uses para todo. Para sonarse están los cleenex, para lavarse las manos se puede ir al lavabo (o una fuente del parque), para la cara lo mismo (o las servilletas..de tela mejor) y un lamparón en la ropa tendrá que esperar su turno en la lavadora.

- Optimiza su uso: no hace falta usarlas en cada cambio de pañal (y más de una, ahí bien frota que te frota..). Si sólo hay pis, puedes secar con un trozo de papel higiénico igual que los adultos. Y cuando ya aprenda a ir al baño, se dejan de usar.

- Hay que recordar que llevan productos químicos, así que eso de usarlas para limpiar caras (cerca de bocas y ojos..) o manos, que luego irán a la boca, no es buena idea.

- Lo ideal sería dejarlas para cuando estamos fuera de casa, y usar una esponja con agua templada para el cambio de pañal en casa (ya sabes, seguro que tu madre/suegra/abuela/tía-abuela/vecina se ha encargado de decirte cómo lo hacían antes.. ;) Pero esto es como los pañales reutilizables: quizás supone un mundo para ti, porque hay que limpiar y desinfectar bien la esponja luego y es un poco más engorroso. Pero solución sostenible, la hay.

- Para compensarlo, no las utilices tú para otros usos: ahora hay toallitas para otras cosas que no son el bebé (higiene íntima femenina, limpiagafas, limpieza del hogar...). Evita usar estas primas-hermanas...

Ah! y las toallitas van a la resta también, nunca al váter (menudos atascos se lían con eso!!). Ni siquiera esas que anuncian que se pueden tirar por él.

La crema de pañal

Este producto también suele ser el rey del culito..Se utiliza para prevenir y curar irritaciones pero, igual que antes, no hace falta ponerlo siempre que le cambies el pañal (y mucho menos medio tubo, que a veces parece una pared pintada..).

Si no tiene irritación, se puede poner sólo cuando haga caca, o una vez al día o si ves signos de rojez, pero la piel ya es protectora y no es bueno tampoco que se sature con la crema (que además es dennnsa), debe acostumbrarse y respirar.

Otros productos

Otros artículos para la higiene del bebé que podemos encontrar: suero fisiológico, bastoncillos pediátricos (para las orejas), pera nasal, colonia, tijeritas, termómetro del baño, cepillo y/o peine...Algunos consejos sostenibles son:

- Para los productos de un sólo uso (suero fisiológico y bastoncillos, por ejemplo), el consejo es que no los despilfarres. El suero suele ser para limpiar las fosas nasales y a veces no se usa todo el vial porque al bebé no le hace gracia, se mueve y no te deja..así que lo tienes que tirar una vez abierto y está medio lleno. Lo puedes encontrar en recipientes más grandes (no unidosis) y es igual de higiénico.

- Para colonias y demás productos envasados, lo ideal es un tamaño grande (se usa menos envase) y que sea sin alcohol o bio. Tampoco hace falta ducharlo en colonia cada vez que lo vistes...Hazla durar.

- Cepillos, tijeritas...pueden ser los que utilizas tú u otro miembro de la familia. Yo sí que utilizo unas tijeras de un kit de manicura que son pequeñitas y curvadas y van muy bien. Y si tienes un cepillo de cerdas naturales suave, aunque sea grande, lo puedes utilizar para tu bebé sin problemas.

Con todo lo demás, se puede aplicar un poco de sentido común (y minimalista)..si tienes un grifo con termostato, no necesitarás termómetro de baño (y tu madre/suegra/abuela/tía-abuela/vecina ya te dirán que ellas lo medían con el codo..se puede aprender ;). La pera nasal que sea sencilla (hay aspiradores eléctricos, pero no es necesaria tanta sofisticación..y será luego un trasto que costará más de reciclar).

En general, busca siempre la opción más sencilla, la que tengas ya en casa, la de menos envase y no desechable. Y pregúntate si de verdad se necesita.

¿Y tú? ¿Tienes mucho trasteo en el baño del bebé? ¿Te has fijado en cuantos pañales y toallitas se gastan? ¿Tienes alguna estrategia para ahorrar recursos y energía? Pronto seguiremos con otras rutinas del bebé.

ALiCaduLa

Quizás te interese:

http://minimamis.blogspot.es/1491376440/residuo-cero-compensando-la-huella-ambiental-de-tu-bebe/

http://minimamis.blogspot.es/1467105795/que-hacer-con-tus-trastos-pros-y-contras/

Referencias

https://www.amazon.es/BabyDam-Babydam2-Reductor-Ba%C3%B1era-Blanco/dp/B00GQUXUQE

https://www.bebesymas.com/compras-para-bebes-y-ninos/la-ocu-vuelve-a-analizar-los-panales-de-bebe-y-de-nuevo-el-mejor-es-de-los-mas-baratos

http://www.promofarma.com/rhinomer-baby-fuerza-extra-suave-115ml?fnd=1


Residuo Cero: Compensando la huella ambiental de tu bebé

Escrito por MiniMamiS 05-04-2017 en Ahorro. Comentarios (0)


Recuerdo un capítulo
de la serie 'Friends' (yo era muy fan;) en el que Phoebe estaba embarazada y tenía antojo de comer carne. Para ella esto suponía un gran problema porque, si recordáis, era vegetariana. Pero no lo podía evitar: el bebé quería carne (como decía ella).

Entonces a Joey se le ocurría una grandísima idea (estupenda diría yo, teniendo en cuenta que era el personaje 'simple'): dejar de comer carne para compensarlo ("así no se matan más vacas, serían las que me hubiera comido yo").

Con esta idea me he quedado para escribir este post, porque todo lo que conlleva un bebé es muy poco sostenible: uso de productos desechables (pañales, toallitas..), se coge el coche para todo, la ropa se utiliza una temporada.. Si llevabas un ritmo de vida bastante sostenible y con el bebé muchas de estas costumbres se han trastocado, pero te gustaría controlarlo un poco, podemos hacer como Joey e intentar compensar.

Porque una cosa está clara: si intentas adoptar las opciones más sostenibles en todo te complicarás tu día a día más que simplificarlo (ya está el día bastante ocupado, sobre todo si también trabajas). Se pueden realizar algunas cosas, pero todas no, que ya sabemos que lo de ser supermamis no nos va mucho..Pero lo que podemos hacer es ser un poco 'Joey' y compensar sus impactos.

Con este post empieza una serie de recomendaciones y consejos para minimizar lo que se denomina la huella ambiental de tu bebé. Analizaremos sus rutinas viendo que acciones causan impacto y cómo evitarlo (o compensarlo!..)

Los impactos ambientales del bebé

El impacto ambiental es el efecto que produce nuestra actividad sobre el medio ambiente. En este sentido, siempre hay impacto, desde el momento en que existimos, la cuestión es si es negativo o no. En general los impactos negativos se deben a dos causas principales: gasto de recursos (energía, materias primas, agua..) y generación de residuos.

De toda la vida hemos oído consejos como las 'tres-erres' (Reducir-Reutilizar-Reciclar), ducharse y no bañarse, no coger el coche para ir aquí al lado, usar el transporte público, etc.. Las rutinas del bebé incumplen la mayoría de estos consejos, veámoslo desde el principio.

La llegada del bebé

Praparar la casa para el futuro miembro (si es el primero sobre todo) implica, principalmente, adquirir un montón de objetos (gasto de recursos). Además preparar su habitación suele incluir pintarla entera y sacar lo que había dentro (generación de residuos). Para minimizar los impactos (y compensarlo ‘estilo Joey’ ) recomiendo:

- Hacer una lista con lo que realmente es imprescindible adquirir ahora (nada de cosas que necesitará dentro de 6 meses..). Así aplicamos la primera R de 'reducir', que realmente es la más importante.

- Adquirirlas de segunda mano (o de mano de esa amiga/prima/hermano que ya tiene 3 y se planta). Aquí aplicaríamos lo de reutilizar. Piensa que son objetos de uso bastante temporal..no va a dormir en cuna años y años.. Así también ahorras dinero, que son muchas cosas de golpe. Y además, te ahorras luego el quebradero de cabeza de qué hacer cuando ya no lo necesites: lo devuelves y listo (o lo llevas al punto limpio sin ningún remordimiento)

- Utilizar la versión eco de lo que se pueda (pintura para la habitación, juegos de sábanas para las camas..): menos residuos tóxicos se generan.

- Estos consejos aplícalos también para su ropa del principio (ten lo necesario para, digamos, el primer mes y poco más, que crecen muy rápido!; mejor si te la dejan y con tejidos respetuosos para el bebé y el medio ambiente)

- Hacer durar las cosas: nosotros hemos tenido tres sábanas bajeras para la cuna y un juego completo de colcha/manta hasta que pasó a cama (y se cambian porque el colchón entonces es más grande..) No hace falta tener tres colchitas o 2 nórdicos (además mi hija no se tapaba nunca..) No hace falta comprar en cada temporada de blancolor...

Plantéate también usar el mismo carrito hasta que ya no lo necesite..Eso de comprar otro modelo al año porque es más ligero o se pliega más fácilmente (tipo 'paragüas') realmente creo que no hace falta..puedes seguir sacando el primero (que además suele ser mucho más cómodo de llevar). Si alguien te lo presta, eso ya es otra cuestión.

- Lo que saques de la habitación destinada a tu peque búscale un segundo hogar (si se puede) o tíralo donde corresponde: llévalo al punto limpio, pero por favor, no lo dejes al lado del contenedor ese de la 'resta', que `parece el cajóndesastre para todo ("no sé donde va..pues a la resta"). Para facilitar esto, planifica bien la preparación del nido porque si te plantas en el octavo mes todo serán prisas y lo tirarás en cualquier sitio.

Para compensar

Además de todas estas recomendaciones, podemos moderar nuestros impactos ("dejar de comer carne" que decía nuestro protagonista) para compensar. Así que nada de comprar muebles nuevos para la casa en esta temporada, y como seguramente la repasaremos de arriba a abajo preparando el nido, lo que queramos desechar, lo sacamos, lo reciclamos y dejamos espacio. Ya veremos en próximos post como compensar otro tipo de rutinas.

Y tú, ¿has observado algunos hábitos o situaciones poco sostenibles relacionadas con tu bebé? ¿qué cosas se te ocurren para intentar compensarlo? Pronto analizaremos algunas rutinas y sus impactos asociados para intentar compensarlas y acercarnos al ResiduoCero ;)

ALiCaduLa

Relacionados:
http://minimamis.blogspot.es/1442690765/preparando-el-nido/
http://minimamis.blogspot.es/1441383766/un-mes-sin-comprar-nada-nuevo/