MiniMamiS

simplificar

Residuo Cero: El Aseo del bebé

Escrito por MiniMamiS 26-04-2017 en Ahorro. Comentarios (0)

En el anterior post sugería llevar a cabo algunas acciones para compensar los impactos ambientales del cuidado del bebé (haciendo como Joey de Friends al dejar de comer carne): el bebé no contaminaría más, sería lo que hubiera contaminado yo.. Se pueden hacer varias cosas desde el momento en que preparas todo para su llegada hasta las rutinas diarias. Hoy analizaremos una de esas rutinas: el aseo.

El aseo del bebé suele ser muy poco sostenible. Usamos productos de uso exclusivo para ellos, con lo que te juntas con un montón de botecitos además de los tuyos, y muchos de esos productos son de usar-tirar. Por ejemplo, los pañales, que es de lo más contaminante..un pañal tarda en degradarse más de 100 años (y sólo con ver la frecuencia con la que tienes que comprar, ya ves que se usan un montón..). Veamos algunos impactos que implica el aseo y como compensarlo.

El baño

Para empezar a los bebés los bañamos, no los duchamos. En una bañerita de las del principio aún se gasta poca agua, pero cuando pasan a la bañera normal, ese gasto aumenta considerablemente. Hay maneras de reducirlo:

- En los primeros meses del bebé no hace falta que lo bañes cada día. De hecho, el protocolo de algunos hospitales dice que no se les bañe hasta que se les caiga el cordón umbilical (eso pueden ser hasta dos semanas...). Piensa que aún no va a guardería ni juega tocándolo todo, se pasa el día contigo, en la cuna o el carrito (que seguro que tiene toda la ropa bien limpita), así que puedes bañarlo día sí-día no sin ningún problema (a no ser, obviamente, que se manche entero por lo que sea).

- Cuando lo bañes, se deben poner tres dedos de agua, nada de llenar la bañerita hasta la cintura. Más que nada es para mojar la esponja y tirársela por encima, mientras con la otra mano lo sujetas. Si la llenas mucho será muy incómodo (y a la que se mueva haréis cataratas..). Cuando ya se mantiene sentado y lo bañas en la grande, llénala tambien un palmo, no hace falta tampoco hasta media bañera (riesgo de cascada también...).

- Para bañeras muy grandes, existen unos diques de bañera con ventosas que hacen de pared y así se reduce el espacio y se gasta menos agua. Es práctico si la bañera es tipo jacuzzi, porque si es normal enseguida se apoyará y se despegará, dejando pasar el agua.

- Cuando llenes la bañera, no esperes a que el agua salga caliente para poner el tapón: puedes taparla desde el principio y cuando empiece a salir caliente, esperas a que la mezcla tenga buena temperatura. Después, si aún falta agua, ya pones el agua templada. Si tarda mucho en salir caliente (se te llenará ya media bañera de fría de tanto esperar..) pon un cubo al principio para recoger ese agua y aprovecharla en otras cosas (fregar, regar, una cisterna de váter..)

- Si tienes más de un peque, otra idea para ahorrar es bañarlos juntos.

- Hay ciuntounmil productos de baño específicos para bebé..Pero un recién nacido sólo necesita dos cosas: un gel suave (si casi no tienen pelo no hace falta un bote extra de champú..y aunque tengan, el mismo producto vale para todo porque es muy suave) y una crema para el cuerpo. Inventaron luego su primera crema para la cara, pero eso sólo es un sacapasta y un acumulabotecitos.

- Cuando ya sea más mayorcito, intentad compartir productos. El gel es un producto poco específico que puede servir para todos. Compradlo pensando en los peques, mejor de marca bio, y luego lo usáis todos. Lo que es bueno para su piel, es buenísimo para la tuya. Así ahorramos envases y no tenemos media docena de botes en la bañera, que es un horror. Esto también vale para la crema corporal hidratante: una neutra, bio y que puedan usar todos. Simplificad la rutina del aseo.

- Para compensar esta rutina, por supuesto la sugerencia es que vosotros no os bañéis, sino que os duchéis.

El cambio de pañal

Pañales

Quien se ha liado la manta a la cabeza, ha optado por usar pañales reutilizables. Esto sería la solución ideal, pero con todo lo que implica la llegada del bebé, como para tener que estár lavando también los pañales...(como dijimos, todo no se puede..) Aunque se opte por esta opción, en muchas ocasiones se tira de pañales desechables igualmente (un viaje, la guardería, dejárselo una noche a los abuelos, etc..). Al menos hay que intentar optimizar el uso y reciclarlos bien.

- Si vas a cambiarle el pañal y ves que está seco, vuélveselo a poner. A veces vamos a bañar a la nuestra y está perfecto: después del baño se lo volvemos a poner.

- Busca una marca que absorba bien y aguante toda la noche. Además de comodidad para el bebé y vosotros (de no tener que levantarse a cambiarlo), vas ahorrando pañales.

- Los pañales se tiran en la 'resta', no en la orgánica. Suele ser el contenedor gris, y precisamente a veces tiene dibujado un pañal.

Toallitas desechables

Las reinas de los culitos infantiles sin duda..Y de todo lo demás (manos, cara, ropa, mocos...). Está claro que son muy prácticas, pero no son nada respetuosas con el medio ambiente: están impregnadas de sustancias químicas, son de un solo uso y no son biodegradables ni reciclables. ¿Qué podemos hacer?

- Para empezar no las uses para todo. Para sonarse están los cleenex, para lavarse las manos se puede ir al lavabo (o una fuente del parque), para la cara lo mismo (o las servilletas..de tela mejor) y un lamparón en la ropa tendrá que esperar su turno en la lavadora.

- Optimiza su uso: no hace falta usarlas en cada cambio de pañal (y más de una, ahí bien frota que te frota..). Si sólo hay pis, puedes secar con un trozo de papel higiénico igual que los adultos. Y cuando ya aprenda a ir al baño, se dejan de usar.

- Hay que recordar que llevan productos químicos, así que eso de usarlas para limpiar caras (cerca de bocas y ojos..) o manos, que luego irán a la boca, no es buena idea.

- Lo ideal sería dejarlas para cuando estamos fuera de casa, y usar una esponja con agua templada para el cambio de pañal en casa (ya sabes, seguro que tu madre/suegra/abuela/tía-abuela/vecina se ha encargado de decirte cómo lo hacían antes.. ;) Pero esto es como los pañales reutilizables: quizás supone un mundo para ti, porque hay que limpiar y desinfectar bien la esponja luego y es un poco más engorroso. Pero solución sostenible, la hay.

- Para compensarlo, no las utilices tú para otros usos: ahora hay toallitas para otras cosas que no son el bebé (higiene íntima femenina, limpiagafas, limpieza del hogar...). Evita usar estas primas-hermanas...

Ah! y las toallitas van a la resta también, nunca al váter (menudos atascos se lían con eso!!). Ni siquiera esas que anuncian que se pueden tirar por él.

La crema de pañal

Este producto también suele ser el rey del culito..Se utiliza para prevenir y curar irritaciones pero, igual que antes, no hace falta ponerlo siempre que le cambies el pañal (y mucho menos medio tubo, que a veces parece una pared pintada..).

Si no tiene irritación, se puede poner sólo cuando haga caca, o una vez al día o si ves signos de rojez, pero la piel ya es protectora y no es bueno tampoco que se sature con la crema (que además es dennnsa), debe acostumbrarse y respirar.

Otros productos

Otros artículos para la higiene del bebé que podemos encontrar: suero fisiológico, bastoncillos pediátricos (para las orejas), pera nasal, colonia, tijeritas, termómetro del baño, cepillo y/o peine...Algunos consejos sostenibles son:

- Para los productos de un sólo uso (suero fisiológico y bastoncillos, por ejemplo), el consejo es que no los despilfarres. El suero suele ser para limpiar las fosas nasales y a veces no se usa todo el vial porque al bebé no le hace gracia, se mueve y no te deja..así que lo tienes que tirar una vez abierto y está medio lleno. Lo puedes encontrar en recipientes más grandes (no unidosis) y es igual de higiénico.

- Para colonias y demás productos envasados, lo ideal es un tamaño grande (se usa menos envase) y que sea sin alcohol o bio. Tampoco hace falta ducharlo en colonia cada vez que lo vistes...Hazla durar.

- Cepillos, tijeritas...pueden ser los que utilizas tú u otro miembro de la familia. Yo sí que utilizo unas tijeras de un kit de manicura que son pequeñitas y curvadas y van muy bien. Y si tienes un cepillo de cerdas naturales suave, aunque sea grande, lo puedes utilizar para tu bebé sin problemas.

Con todo lo demás, se puede aplicar un poco de sentido común (y minimalista)..si tienes un grifo con termostato, no necesitarás termómetro de baño (y tu madre/suegra/abuela/tía-abuela/vecina ya te dirán que ellas lo medían con el codo..se puede aprender ;). La pera nasal que sea sencilla (hay aspiradores eléctricos, pero no es necesaria tanta sofisticación..y será luego un trasto que costará más de reciclar).

En general, busca siempre la opción más sencilla, la que tengas ya en casa, la de menos envase y no desechable. Y pregúntate si de verdad se necesita.

¿Y tú? ¿Tienes mucho trasteo en el baño del bebé? ¿Te has fijado en cuantos pañales y toallitas se gastan? ¿Tienes alguna estrategia para ahorrar recursos y energía? Pronto seguiremos con otras rutinas del bebé.

ALiCaduLa

Quizás te interese:

http://minimamis.blogspot.es/1491376440/residuo-cero-compensando-la-huella-ambiental-de-tu-bebe/

http://minimamis.blogspot.es/1467105795/que-hacer-con-tus-trastos-pros-y-contras/

Referencias

https://www.amazon.es/BabyDam-Babydam2-Reductor-Ba%C3%B1era-Blanco/dp/B00GQUXUQE

https://www.bebesymas.com/compras-para-bebes-y-ninos/la-ocu-vuelve-a-analizar-los-panales-de-bebe-y-de-nuevo-el-mejor-es-de-los-mas-baratos

http://www.promofarma.com/rhinomer-baby-fuerza-extra-suave-115ml?fnd=1


Qué hacer con tus "trastos": pros y contras

Escrito por MiniMamiS 28-06-2016 en Minimalismo. Comentarios (0)

Cuando decidas lanzarte a despejar tu espacio, te encontrarás con objetos que todavía tienen mucha vida útil aunque a ti ya no te sirvan. Hay varias opciones para recolocarlos, las cuales hemos ido nombrando en algunos post. Aquí vamos a explicarlas con algo más de detalle, con sus ventajas e inconvenientes (según mi experiencia). Los artículos de bebés ya veréis que se pueden adaptar a cualquiera de las opciones, porque suelen estar en buen estado cuando a ti ya no te valen, así que puedes incluso intentar sacar un dinerito con ellos. En otras ocasiones, por tus circunstancias o el tipo de objeto, la donación será la mejor opción. Vamos a ir viendo posibilidades.

Donar, prestar o regalar.

Casi todos los objetos son susceptibles de entrar en esta categoría, siempre habrá alguien que aproveche lo que a ti ya no te sirve. Aquí se incluiría regalar o prestar ropa y objetos de tus peques a alguna amiga que vaya a tener un bebé, dejar la ropa que ya no quieres en los contenedores dedicados a ese fin, llevarla a cáritas o alguna ONG o subir objetos que ya no quieras a páginas de internet como nolotiro.org, donde se regalan los artículos (sólo hay que ir a buscarlos)

Ventajas: sobre todo es la rapidez en sacar esas cosas de tu casa (excepto si las ofreces por internet, que mientras tanto seguirán contigo..pero si es en plan 'loregalo' suele ser rápido). Además sabes que se reutilizarán y el receptor no tendrá que adquirir un artículo nuevo para el mismo fin (importante para ayudar a la sostenibilidad).

Inconvenientes: no se me ocurre ninguno importante, sólo el hecho de que con determinados artículos que están nuevos sin estrenar (que los tendrás) o que supusieron una gran inversión (como el carro del bebé y demás) te hayas gastado un dinero que no vas a recuperar (a veces, eso duele..). Para estos tenemos más opciones.

Vender

Con los artículos que sean prácticamente nuevos o estén en muy buen estado, puedes intentar revenderlos, aunque hay que ser consciente de que el beneficio que saques será secundario (a veces será simbólico...) pero no te agobies, no esperes grandes fortunas porque si no, no te lo sacarás de encima (y recuerda que ese es el objetivo). Para vender hay varias opciones:

- Internet es lo más utilizado. Existen varias páginas donde puedes subir los objetos y ponerlos a la venta. El principal inconveniente es que mientras los recolocas, seguirán en tu casa...  realmente llega a ser un proceso lento. Algunas páginas que conozco son:

Chicfy: para tu ropa y complementos. Es una página muy de blogueras fashion (nada de bebés..) pero si tienes ropa y complementos que ya pertenecen a otra época (como un bolsito taan mono pero taan pequeño que siendo mami es inútil para ti..), allí tiene salida.

Ventajas: tú marcas el precio, y subir los objetos a la página es tan fácil como hacerle un par de fotos con el móvil. Mientras esperas que un artículo se venda puedes seguir usándolo (aún a riesgo de que ya no esté impecable cuando te lo compren...trátalo bien).

Inconvenientes: mientras esperas que se vendan, las cosas seguirán en tu casa, y cuando te compren algo tienes que preparar el paquete y llevarlo a correos (el envío es gratis, eso sí), así que hay que hacer una pequeña inversión de tiempo y espacio. Además, la página se queda una comisión del 20% (aunque el dinero hemos quedado que no nos importa..:)

Modavoladora: parecida a chicfy pero además de vender, está la opción de intercambiar y regalar, así que si tienes prisa y has decidido que no te importa regalarlo, es la opción más parecida a montar un mercadillo.

Ventajas: los objetos llegarán a personas fuera de tu círculo inmediato, lo que aumenta las posibilidades de recolocarlos. Si optas por regalar seguro que los sacas pronto. Si optas por vender la página no se lleva comisión.

Inconvenientes: el modo de pago y envío lo acuerdan el comprador y vendedor (o donante y receptor), así que hay que invertir un poco de tiempo en este proceso (contactar, quedar o hacer el envío...etc)

Creciclando: para las cosas de tu bebé, pero no se venden por dinero, sino que funciona por puntos: a cada objeto o prenda le asignan unos puntos y si los 'vendes' acumulas esos puntos para adquirir objetos de esta página.

La ventaja es que se promueve un sistema de intercambio, en lugar de compra-venta, y tus cosas siguen teniendo vida útil.

Los inconvenientes, como siempre si utilizas internet para esto, es que despejar tu espacio no será inmediato y hay que preparar el paquete (y en este caso puede ser toda una odisea porque hay objetos de bebé que son grandes e irregulares..). Además, al ser por puntos sólo puedes 'gastarlos' en su página.

Percentil: es una página donde se vende ropa, incluida la de bebé e infantil que le ha enviado la gente particular, como tú o yo.. Mandas la ropa que tengas en una bolsa especial (que la solicitas en su web y te la mandan a casa) y ellos hacen una selección-valoración de las mismas. Lo que no quieran lo donan a una ONG o te lo devuelven (eso lo eliges tú, aunque si quieres que te lo devuelvan has de pagar el envío) y te mandan el dinero por lo que se queden (si estás de acuerdo) que puede quedarse acumulado en tu cuenta de percentil para gastar allí, o hacerte un ingreso.  Es una buena opción para la ropa que se te queda nueva o incluso con etiqueta!..esa te la aceptan seguro... 

Ventajas: en este caso, aunque sea mediante internet, sacar los artículos de casa es bastante inmediato, porque es rellenar la bolsa y enviarla.

Inconvenientes: suelen darte bastante menos dinero del que tú te habías imaginado..ni siquiera la mitad de la mitad de lo que habías pagado (lo que da una idea de que pagamos demasiado por la ropa nueva..), y al enviarla no sabes con cuantas prendas se quedarán..quizás te encuentres con que se quedan 5 de 40.. Así que mejor asumir que es como una donación y si te dan algo, pues bienvenido sea.

- Tiendas de segunda mano. Hay algunas especializadas en artículos de bebé que te pueden venir muy bien tanto para dejar como para adquirir. Babyeco y Mi mamá recicla son algunos ejemplos. Suelen tener más artículos de puericultura y juguetes, pero también he visto algo de ropa. El funcionamiento suele ser el siguiente: les llevas el artículo y ellos lo tienen a la venta durante 3 meses, a la mitad del precio oficial. Si se vende, el beneficio se reparte a partes iguales (eso quiere decir que a ti te llega el 25% de lo que te costó..pero recuerda, no es un objetivo monetario..;)

Ventajas: lo sacas todo inmediatamente de tu casa.

Inconvenientes: el beneficio es poco, y hay que desplazarse hasta la tienda con los artículos (que a veces son voluminosos).

- Mercadillo de segunda mano: esta opción la descubrí hace poco a raíz de que se organizó uno en la localidad donde vivo y me pareció todo un acierto. Algunos ayuntamientos organizan mercadillos donde particulares pueden llevar toda clase de artículos en buen estado para vender. Tú marcas el precio y seleccionas los artículos. Yo llevé sólamente complementos míos: bolsos, fulards, collares, pendientes...y la verdad es que vendí bastante (y eso que en la hora de más gente se suspendío por lluvia..).

Las ventajas que tiene es que puedes conseguir deshacerte de tus cosas en un día y volver con el coche vacío (todo un placer..).Para ello mi consejo es que no te pases con los precios, recuerda que el objetivo es deshacerte de cosas, así que ponlas tiradas.. Y además añadiría que lo que sobre lo dejes en un contenedor de donación..que no vuelva a tu casa.

Inconvenientes: tienes que invertir ese día para estar allí en tu puesto, pero hay que tomárselo como una actividad divertida (que lo es). Además hay que llevar todas las cosas hasta allí, y cuando te pones a sacar trastos, ya sabéis..es como una mudanza!

Otras opciones para otros objetos

Hay otras categorías de objetos que se acumulan con bastante facilidad y a veces no sabemos muy bien como "dejarles ir": los libros y revistas.
No son muy susceptibles de colgarlos en una página de las mencionadas (aunque para los libros sí que hay opciones por internet), así que te propongo un par de soluciones que yo he probado y me han ido muy bien.
Libros: dónalos a una biblioteca. En mi caso tuve suerte porque la biblioteca de donde vivo sí que los aceptó (algunas te dicen que no, supongo que por saturación), aunque he de confesar que no los llevé todos de golpe por si rechazaban tanto volumen de faena (al fin y al cabo los tienen que catalogar..) La ventaja máxima es que realmente siguen estando a tu disposición, cuando quieras lo sacas y a leer. Y si no lo haces es señal de que hiciste bien en donarlo..
Revistas: este es otro material de lectura que se acumula por la idea de echarle un segundo vistazo, o por algún artículo que te interesa. Cuando compres una, léetela a fondo como si fuera un libro (yo, si me interrumpen, marco la página por donde seguir). Si te interesa algo, recórtalo (busca bien donde guardar eso, claro..). Y si ya está lista para partir, lo que hacía yo era llevarla al típico sitio donde hacen falta: la peluquería, la consulta del médico, una cafetería... Al menos alargas su vida útil.

Como conclusiones finales podemos decir que si quieres inmediatez en los resultados y rapidez en quitarte las cosas de encima, optes por donar o regalar (sobre todo si conoces a alguien que lo necesite). Si no te importa invertir más tiempo y esperar a que vayan saliendo las cosas de casa poco a poco, Internet es buena opción.

Y una observación: no caigas en la tentación de adquirir muchas cosas en estos sitios! Ya se sabe...pones 3 cosas a la venta y tú te llevas 5...

ALiCaduLa

Referencias:

www.nolotiro.org

www.chicfy.com

modavoladora.es

www.creciclando.com

www.percentil.com

www.babyeco.es

www.mimamarecicla.com



Proyecto 333 para Noa

Escrito por MiniMamiS 01-10-2015 en Minimalismo. Comentarios (0)

Hoy comienza una nueva temporada del Proyecto 333 (3 meses con 33 prendas de ropa) y, tal y como sugerí al principio de crear este blog, podríamos intentarlo aplicar al vestuario de los niños y encontrarnos con algunas sorpresas (quizás te quedes igualmente con cosas sin estrenar...quién sabe).

Así que esta temporada he hecho la lista para mi hija Noa. Tiene casi 14 meses y, obviamente, la ropa del otoño pasado no le vale (ni casi la del mes pasado..). Todo será usado por primera vez, aunque ya me he aplicado el cuento de tener ropa prestada (desde que nació ha tenido ropa de amigas) así que sólo me falta comprar alguna cosas que le harán falta, y se puede intentar que sean cosas de segunda mano (que en algunos sitios encuentras nuevas o casi nuevas).

Si recordáis un poco las normas, contaban ropa y accesorios (por suerte no usa bolso aún...;) No cuentan la ropa interior, ni pijamas, ni ropa de deporte, así que los bodys, los peleles y pijamas, no los he contabilizado (aún así intentaré que no pasen de dos cifras...). También tiene un chándal que, teniendo en cuenta la norma, no lo contaré. Sí que tendré que contar las zapatillas porque, aunque sean de deporte, las usará normalmente. No tengo muy claro qué hacer con los leotardos que usan con los vestidos...¿es ropa interior? ¿los contabilizo?...

Además, puedes tener tres prendas en la 'recámara' para irlas sacando durante los tres meses si las necesitas (a cambio de que guardes otras, claro). He dejado en reserva dos chaquetones más abrigados, para cuando haga más frío, y guardaré las más finas que usa ahora.

Mis consejos para hacer la selección

- Primero es sacar toda la ropa al hacer el cambio de armario, así puedes ver lo que se le ha quedado pequeño o está más estropeado y descartarlo (la pregunta sería ¿para qué guardaste ropa muy desgastada?...) En mi caso, no había ropa que sacar porque toda la anterior ya le estaba pequeña hace tiempo y no la guardé. Si te la habían dejado, como me ha pasado a mi, es momento de devolverla: no la guardes más tiempo en tu casa porque le perderás la pista, y además te ocupa espacio.

- Con la ropa que se puede aprovechar, ya puedes hacer una selección de la que te quedarás basándote, sobre todo, en que te guste de verdad para tu bebé. Si no eres muy de lazos y rosas, pues seguramente el vestido de la tía segunda no se lo pondrás...(y con los niños no vale el 'ya se lo pondré algún día..' porque ya se le habrá quedado pequeño).

- También es el momento de ver si necesitas alguna prenda y adquirirla.. ¿Muchos vestidos pero ningún leotardo? ¿calzado de otoño-invierno de su número? ¿pijamas? ¿ropa cómoda tipo chándal para la clase de 'psico' de la guarde? (es psicomotricidad...yo también me quedé dudando..)

- Empieza la selección hasta 33 (más las 3 de reserva). Si con algunas cosas tienes dudas, el consejo general para adultos es guardarla en una caja y ver si algún día te acuerdas de alguna prenda (o la necesitas) y la sacas para ponértela. Con los niños es poco práctico porque se le quedarán pequeñas... Déjalas en otro cajón pero no muy escondidas, y fíjate si de verdad acabas abriendo ese cajón o con tu selección de 33 pasas perfectamente.

- Seguramente tendrás algunas cosas que aún le vendrán un poco grandes: déjalas en reserva también y en cuanto se le quede algo pequeño, lo sustituyes. Esta sería una norma un poco diferente del proyecto original porque acabas con más de 3 prendas de reserva, es mi sugerencia (y mi pequeña-gran excepción con los niños), ya que quizás antes de que acaben los 3 meses, ha cambiado de talla.

Su 'pequelista'

- 6 camisetas de manga corta

- 6 camisetas de manga larga

- 4 pantalones

- 3 vestidos

- 4 jerseys

- 5 chaquetitas de punto

- un par de botines

- un par de zapatillas deportivas

- un par de zapatos

- Un chubasquero rojo

- Una chaqueta de entretiempo

A partir de aquí todo puede pasar..¿necesitaré ir cambiando cada mes alguna prenda? ¿tendrá suficiente con lo que he escogido? ¿tendrá suficiente al menos con lo que ahora tengo en casa o tendré que comprarle alguna cosa? ¿será diferente si es niño o niña, igual que en los adultos? (las chicas tenemos infinitamente más ropa y accesorios que los chicos)...

Eso ya me lo contáis vosotras...feliz cambio de estación ¡y de armario!

ALiCaduLa

Referencias:

www.proyecto333.org

http://minimamis.blogspot.es/1440597438/la-ropa-proyecto-333-con-bebes/

https://www.facebook.com/Minimamis-1060202617324211/timeline/?ref=hl