MiniMamiS

simplificar

500 Cosas Menos: aprendizajes y reflexiones

Escrito por MiniMamiS 31-08-2017 en Retos y experimentos. Comentarios (0)

Con el reto más que conseguido es hora de hacer una reflexión sobre la experiencia: se aprende mucho observando lo que uno tiene en casa. Y puede ser el primer paso para algo más.

Siempre parece que no va a haber tanta cosa porque, por ejemplo en mi caso, en estos dos últimos años le he dado varios repasos a mis cosas, pero efectivamente siempre salen..Y es que siguen entrando en casa: compras cosas que necesitas (o eso parece) y luego resulta que no, o te regalan cosas, etc.. Y el “entra uno, sale uno” pues no siempre se aplica. Por eso siempre es buen momento para hacer revisión porque, efectivamente, aparecerán objetos que serán de todo menos necesarios.

Acerca de los objetos desechados

Los objetos que acababan saliendo de casa siempre pertenecían a alguna de las siguientes categorías:

Objetos invisibles: aquellos que están fuera de lugar completamente pero te has acostumbrado a que estén ahí y ni siquiera los ves. Serían cosas que si fueras a casa de otra persona enseguida pensarías 'que hace eso ahí?'... Una de dos: o están fuera de su sitio o no tienen sitio (con lo que..al hoyo). Mi objeto invisible más destacado fue aquel palo de globo ;)

Los "porsiacasos". Bueno, realmente todos entrarían en esta categoría (ropa que crees que volverás a ponerte, libros que están pendientes de leer...) pero sobre todo hay un grupo que cumple esta característica al 100%: los que guardas a pesar de haber comprado el repuesto. Por ejemplo: tienes los paños de cocina asquerosos ya, compras unos nuevos....¡y no tiras los viejos! Por qué hacemos esto?! Por si acaso te quedas sin paños? Pues haz un recuento de los que necesitas realmente en una semana (hasta que se pone la lavadora) y te quedas con esos.

Y esto pasa con infinidad de cosas: la ropa interior (qué ganas de llevar las bragas viejas..haz caso a esas abuelas que decían que la ropa interior hay que llevarla decente, que nunca se sabe si acabarás en urgencias (qué optimistas..), productos de aseo (empiezas el nuevo antes de acabar el viejo), utensilios de cocina y menaje (la vajilla de 24 piezas por si tenemos una comida..¡pero si en tu casa solo caben 6!) y un largo etc.

Objetos ingratos: aquellos que cuestan mucho de guardar y gestionar, normalmente porque ocupan mucho o necesitan un sitio especial. En mi caso son los bolsos (y mira que me encantan), pero he de reconocer que es el objeto más ingrato de mi casa (quien sea más de zapatos, pues ese será su objeto). Y es que si los quieres tener todos a la vista (que es lo suyo, si no no los usarás) y teniendo cuidado de que no se deformen (sin aplastarlos, sin colgarlos, etc..) pues necesitas medio armario! En mi caso con sacar diez bolsos he vaciado dos o tres cajas. Así que cuando te compres otro objeto ingrato, piénsatelo bien e intenta ser inflexible con el “entra uno, sale uno”.

En cuanto tengas algún objeto que entre en estas categorías, fuera con él!

Lo conseguido

Entre las cosas más obvias que se consiguen con el reto está el espacio ganado, incluso aunque hayan sido cosas pequeñitas (muchas cosas pequeñas ocupan mucho). En mi caso se me quedaron vacíos dos estantes del armario, la mitad de la zona de perchas, un cajón de la cómoda de mi hija, medio altillo (donde estaban las dos cajas que saqué también), un puff (una butaca hueca, sirve para guardar cosas y para sentarse) y tres cajas de tela de las cuadradas de Ikea para almacenar.. Eso sin contar cajitas y demás huecos donde estaba lo pequeñito...

Con todo ese espacio puedes reorganizar lo que te ha quedado de una manera más funcional, lo que facilitará el guardarlo y encontrarlo.

Y otra ganancia es que ahora sé lo que tengo en casa: controlo el stock. Ya no hay ninguna caja o rincón de esos que decimos “uff..es que no sé ni lo que tengo ahí” (os suena, eh?), y eso da mucha tranquilidad mental porque cuando necesitas algo sabes si lo tienes y dónde está.

Para terminar

Me ha gustado mucho la velocidad que marca el reto. En esto de tirar hay dos tendencias: o poco a poco (tipo una cosa cada día) o todo de golpe (como defiende el método Konmari). Hacerlo muy poco a poco tiene el riesgo de que entren más cosas en casa de las que van saliendo y no se ven resultados, con lo cual no te motivas porque no se está consiguiendo mucho..Además hay objetos que de primeras no vas a tirar y seguramente a los pocos días ya ni te acuerdas de que pensabas sacarlo, con lo que ahí aguanta y no se va. Pero hacerlo tan de golpe como propone Mari Kondo simplemente es inviable para mucha gente (como las mamis y papis de este mundo ;) y además los objetos dudosos tampoco los tirarás de primeras.

Sin embargo, al hacerlo como marca el reto, aparece un ritmo ideal: no es muy de golpe, pero tampoco vas a estar un año, con lo que vas a ver resultados en un tiempo razonable y tu mente sí que va a estar centrada en descartar objetos (cada día durante un año es más difícil). En ese mes vas mirando tus cosas de otra manera y los objetos de los que no estás muy segura, puedes dejarlos para el final (a ver si de una vez los usas!) pero no van a caer en el olvido porque estás metida en el reto. Al final del mes tendrás que hacer un repaso y decidirás sobre ellos (seguramente caerán, lo digo por experiencia ;) Es como aquello de guardarlos en una caja durante 3 meses (o 6, según autores) y si no los necesitas, la tiras pero reduciendo ese tiempo de 'cuarentena' a un mes.

Además de todo esto, ha sido divertido! Ya me contáis vuestra experiencia y si os animáis a sacar y sacar ;)

AliCaduLa


Cuarta Semana: 175 cosas menos (406 en TotaL)

Escrito por MiniMamiS 27-08-2017 en Retos y experimentos. Comentarios (0)

Estamos en la recta final! Y cuando piensas que lo tienes todo más que revisado..¡salen más cosas!

Día 22

- Mucha basurilla!!!: una pieza de un juguete más grande que ya no tenemos, un ticket viejo, un trozo de mi palanca de cambios del coche (sin comentarios..), unos pendientes, un botón, 3 pincitas de pelo (demasiado pequeñas para sujetar nada), una hoja de pegatinas, una bola sorpresa vacía (horror!!), una cera de pintar rota, un fástener...

- 3 tapones de cosas que ya no están (qué manía..;)

- 3 tarjetas del monedero: dos de fidelidad de alguna tienda que no voy nunca y una del banco caducada que ni siquiera activé..qué manía con mandártelas sin haberlas solicitado..otro trozo de plasticorro que acabará en el mar..

- unas tijeritas de bebé..que nunca usé...utilizo unas mías pequeñitas de un set de manicura.

- un cuaderno de pintar de mi peque ya bastante pintado...

- un libro que regalaban con una revista (ojo con los regalitos de las revistas...)

- unas sandalias que se me rompieron en plena calle...imposible andar así ;)

Día 23

Volvimos a echar un ojo a la cocina, y esto es lo que salió:

- 5 botes de vídrio. Está muy bien guardarlos para reutilizarlos, pero sin pasarse.. Analiza bien para qué los necesitas y quédate con un número y variedad realista. Yo los uso para guardar algunas cosas en la nevera que venían en lata (pero la verdad que compro pocas latas..intento coger la versión en vidrio. Por eso luego tengo botecitos ;), y para llevarme alguna cosa de la comida del trabajo (un aliño, o frutos secos..). Si no haces mermeladas o conservas, no hace falta tener el armario lleno.

- Un botecito de pimienta a punto de acabar. El molinillo ya no muele y tenemos uno nuevo que es el que usamos (oootra vez guardando lo viejo..maaal)

- 17 papeles varios de ese cajón desastre que suele haber en la cocina: recetas, listas viejas de la compra, una tarjeta de teléfonos de interés del pueblo vieja (tenemos la nueva de este año en la nevera) y oh, vaya..este es un objeto que estos últimos años abunda seguro en casa: un montón de hojas de pegatinas para calendarios o agendas (tipo Wonderful)..¿a que te gustan? ¿a que sólo pones unas cuantas el primer día y el resto...ahí se quedan? Pues eso. Yo he tenido (y tengo) agenda y calendario de pared..¡¡así me salieron tantas pegatinas pendientes!!

Día 24

Toca el turno de esos hobbys abandonados (al menos temporalmente). El mío es dibujar y pintar, pero hace tiempo que no me dedico como debería. Además de tiempo, necesitas un espacio para realizarlo lo cual implica ir a algún sitio porque en mi casa...pues no puede ser. Al final lo he aparcado y he donado un montón de material (pinturas al óleo, pinceles, etc..) a una amiga artista que seguro que lo aprovechará. Y el día 24 le tocó el turno a mi carpeta de dibujo..que abulta menos pero también tenía cosas, claro..

- 15 dibujos y bocetos (me quedé con los 3 o 4 más chulos, lo digo para los que estén sufriendo por tirar esto ;)

- 2 blocs para dibujar, uno grande y otro más pequeño casi enteros. Se los di también a esta amiga.

- 2 fotocopias de unas fotos mías que usé para hacer un retrato.

- Una libreta ya usada entera

- Un sobre que quedó vacío tras la revisión

- Otra hoja de pegatinas

- Una carpeta de fichas de Noa. Los trabajos escolares de los peques son un objeto 'controvertido'..Parece que los tengas que guardar todos o si no eres una insensible, pero..¿es realista eso? ¿vas a colgarlos todos a la vista en casa? Pues para tenerlos que guardar y no sacarlos nunca, mejor no. Quédate con algún dibujo u objeto que sea realmente especial durante un tiempo (hasta que te haga otro) y ya está. Con estas fichas jugamos y pintamos unos días, y cuando ya estaba todo más rematado que rematado, fuera.

- Un cuaderno de Peppa Pig para aprender inglés. (¿¿??) Le pilla un poco peque aún..Tenemos el cuento en tapa dura y otro que es para pintar. Pero este era de ejercicios e instrucciones para los padres..creo que puedo prescindir de él.

Día 25

- Más ropa!! 22 prendas de Noa y 3 mías de deporte que ya no uso.

Día 26

- 24 o 25 plásticos con apuntes y el archivador. Saqué unos apuntes para unas clases que di hace tiempo y que ya nunca uso..La mayoría de ese contenido lo tengo en el ordenador y los ejemplos de ejercicios los puedes encontrar en internet, así que..adiós.

Día 27

Más cosas de casa de mis padres..ya veréis, 'vintage total' ;)..

- 21 CD's.. algunos que no queríamos porque eran de fotos que ya tenemos en el ordenador y otros eran las fundas vacías, porque el CD está en un estuche.

- 2 cintas de VHS....(!!!!) pues eso..¿dónde lo miro?..pues byebye.

- Apuntes de geología de COU...otro tochete que tenía..quedan los de bio.

- Un portafotos o portanotas con pincitas para colgar.

- Una botella de cerveza que tunearon en un edición especial

- Un vale descuento con sorteo....del año 2008!!!!!! El mejor objeto del día sin duda ;D

Día 28

- 9 botones. ¿Quién no se ha guardado el botón que trae una prenda nueva por si se cae uno? ¿y quién lo ha llegado a usar?...confesad.. Nunca! Si se necesita, nunca te acuerdas de que lo tienes (o no lo encuentras) y lo normal es que aparezcan como si un cápsula del tiempo se tratara cuando ya ni siquiera tienes la prenda.

- 5 pantalones de Noa

- 5 piezas que sacó mi novio del garaje, de las bicis y demás, y unas gafas suyas de bici también.

- unas cuantas ceras de colorear malurrias y de propaganda. Ahora le han regalado un caja de 24 así que estas..fuera.

- 2 muñequitos de Noa

- 2 bonos descuento caducados

- una muestra de cosmética

- Una camiseta mía

Y solo faltan 3 días...a por ello!

ALiCaduLa

Tercera semana: 126 cosas menos (231 en totaL)

Escrito por MiniMamiS 21-08-2017 en Retos y experimentos. Comentarios (0)

Y seguimos para bingo! ;) Empiezan a ser ya bastantes cosas por día pero..sigo encontrando!

Días 15, 16 y 17

- 49 pares de pendientes. Aquí empezamos la semana pisando fuerte, ya lo veis en la foto: con “unos cuantos” pendientes que me saqué de encima tuve para tres días (y aún me sobró un par para contarlo otro día). Digo unos cuantos porque aún me he quedado con una caja bien surtida, pero es que los pendientes son mi objeto ;) Cada vez vamos puliendo más.

Dia 18

- Mis apuntes de química de COU (y era un buen tocho). Sólo con nombrar el curso ya veis que es un objeto vintage total. Esas cosas que tengo por si acaso (porque soy profe y nunca se sabe lo que puede tocarte explicar) pero en 10 años que llevo trabajando, estos apuntes nunca los he usado. Hoy en día encuentras todo en internet.

- 6 collares de una segunda revisión: al abrir una caja aparecieron más (son como setas!)

- Un bote de repelente para pulgas..que nunca llegamos a usar. Es una larga historia pero me quedé con el bote enterito y ahí estaba, por una mezcla entre “porsiacaso” y “es que está entero”...Mejor hago un “sin-dudar” y lo saco de casa.

- Una pila que deduzco que no va

- Un tornillo minúsculo (a saber de qué..o de quién..;)

- 2 pinzas de tender de plástico hechas polvo del sol. Mejor tenlas de madera porque el sol acaba rompiendo estas.

- 6 cosillas de mi peque: un vestido, 2 camisetas, 2 baberos que ya no usa y un súoerlapiz del Foster's porque ya no le hacía caso...además ¿quién escribe con eso? Y cómo le sacas punta?!..

Día 19

- 5 tarjetas de felicitación. Me quedan estas de unas cuantas que tenía para felicitar los cumples a la antigua: escribiendo. Hice un parón este último trimestre y se me han quedado estas, así que es hora de que cumplan su misión y las envíe. Ya me pensaré si sigo con el hábito de escribir estas cosas porque tampoco sé si suponen un trasto para quién las recibe.. Me encantaba escribir cartas pero hay que reconocer que es de otra época y, obviamente, ya no me contestaría nadie ;)

- 2 juegos de llaves de casa de mi suegra. Nosotros ya tenemos uno, así que...muy torpes tendríamos que ser de perder dos veces sus llaves. Además no las usamos nunca, es un “por-si”, pero con un juego ya vale..le devolveremos estas.

- Una lata metálica. También es típico guardarse latitas más o menos monas para el té, o esta que era de café, pero cuando están ya oxidadas y abolladas...se acabó.

- Una mochila de propaganda. Además en casa hay otras 4 o 5.. Guerra a los objetos de propaganda también ;)

- 10 bolsas de plástico que venían con un orinal portátil. Y es que en cada nueva fase de los peques siempre te acabas 'tragando' algún objeto inútil...Lo compras para facilitar el proceso y luego no se usa... Cuando nos pilla por la calle, o al váter de algún bar o lo hace simplemente de pie. Así que me parece que las bolsas no me van a hacer falta ;)

Día 20

- 11 bolsos (!!!) Llegamos al otro objeto 'estrella', al menos para mi..En estos casi dos años del blog me he desecho de muchísimos, pero siempre salen cosas! Esos a los que les das otra oportunidad pero en la siguiente revisión no superan el descarte ;)..aquí tenemos algunos.

- 3 prendas de ropa: un vestido de Noa, uno mío y mis fantásticas sandalias rojas que creo que es lo que más pena me da tirar... Este sí es un objeto que tiro porque ya no da más de sí (no precisamente por no usarlo) porque me las he puesto estos 4 últimos veranos todos los días. Lo más cómodo del mundo. Pero ya están k.o..hay que saber decir adiós ;)

- Una funda del colchón de cuna. Las estamos usando para cubrir una parte del sofá (ya sabéis por la operación pañal), pero tengo tres fundas..con dos me apaño de sobra. Y, la verdad, casi desde el principio que no la necesitamos.

- La otra funda del cambiador. He decidido despacharla ya también.

- Dos fundas de almohada de nuestra cama. Tenemos un juego de sábanas más nuevo y no sé por qué, el más hecho polvo lo tenemos también...típico: compras (o te regalan) algo y lo viejo lo sigues guardando...Y la verdad es que las fundas de almohada dan pena..y lo mismo de antes: con dos juegos de cama de adulto tienes de sobra.

- Un par de pendientes que faltaba contar.

- Una bolsa de comprar reutilizable, de esas grandes de supermercado. “¡¿Y como tiras eso?! ¿no se supone que es reutilizable?” Ya..pero es que tenemos 6 (!!!!) Además se manchó esta semana con algo indefinido por dentro, y es la más vieja..las costuras ya clarean. Así que fuera.

Día 21

Este finde fuimos a casa de mis padres y dio muchos frutos. No hay que olvidarse de revisar este espacio porque aunque no lo veas cada día, puede haber muchas cosas tuyas que obviamente no usas (si no vives allí...). Además muchas veces se utiliza de trastero, para dejar cosas allí (ya que hay sitio..) hasta que decidas que haces con ellas. Hace tiempo ya hice una limpieza, pero puede ser buen momento de rematar.

Para el día 21 elegí 17 libros, 1 archivador que estaba vacío y 3 monederillos.

Tercera semana superada y sólo quedan 10 días ;) Creo poder decir que lo conseguiré, pero seguiré informando

ALiCadula

Relacionados:

http://minimamis.blogspot.es/1500974113/reto-una-cosa-mas-cada-dia/


Reto: Una cosa (más) cada día

Escrito por MiniMamiS 25-07-2017 en Retos y experimentos. Comentarios (0)


El verano es la mejor época para organizar y tirar cosas, al menos para mí ya que estoy de vacaciones.. Si también es tu caso y estás en plena efervescencia de revisar espacios (o categorías de cosas) para tirar-donar o vender, hace poco rescaté un reto propuesto hace tiempo por el blog 'The minimalists' (theminimalists.com) para dar ese último empujón a la limpieza anual.

El reto: '30-Day Minimalism Game'

El juego se resume en tirar un cosa cada día....y al día siguiente una más que el anterior. Es decir que el primer día tiras una, al siguiente dos, el tercero tres..y así hasta completar el mes (el último día, si te animas ahora en agosto, habría que tirar 31 cosas...).

Parece poca cosa pero si sumas te plantas en casi 500 cosas (496 para ser exactos en un mes de 31 días). ¿Te parece mucho? ¿crees que no tienes tantas cosas inútiles alrededor?..bueno, juguemos ;)

Está claro que si vives en una casa de pueblo, o un dúplex, o tienes trastero y nunca te habías puesto en serio a revisar tus cosas, lo tendrás más fácil. En cambio a mi, que llevo un año y pico intentando mantener mis cosas a raya y vivo en un piso normalito, me da la impresión de que me costará...aunque siempre hay sorpresas.

¿Que no parece difícil?..bueno..la primera semana seguro que no, pero me da a mí que a partir de mitad de mes costará encontrar cada día más de 15 cosas que tirar..

Algunas ideas

Por supuesto vale todo, no importa el tamaño o la categoría. Eso sí, que sean objetos que forman parte de tu casa o espacio vital, no vale decir que tiras 10 cosas si son 10 envases vacíos que ibas a tirar a la basura...Pero si son productos del baño que has decidido tirar porque llevan ahí desde que salió el anuncio del producto hace ya 5 años y aún no has usado, eso sí vale ;)

Hay objetos que suman mucho y pueden ayudar: la ropa (tuya y de tus peques), pendientes y otros complementos pequeños, aparatos electrónicos (y sus respectivos cargadores o baterías y cables), papeles (recibos antiguos, avisos del cole, agendas viejas, revistas ya leídas, recetas recortadas, vales descuento caducados, etc..revisa tu cartera!), ese cajón acumulatodo (llaves que no sabes qué abren, candados de los que no tienes la llave, bolis, pilas, mecheros..todo sin funcionar, por supuesto...)

También puedes revisar otros espacios en los que pases tiempo (y se trate de tus cosas, claro..no vale tirarle el boli al compañero de trabajo..), como el coche o el lugar de trabajo (o la segunda residencia, si es que la tenéis).

¿Jugamos?

Si aún no te habías animado a empezar a revisar tus cosas, te vendrá de perlas porque será fácil encontrar objetos que sacar (cuando pasan los diez primeros días tiene pinta de ser, efectivamente, todo un reto seleccionar cosas..). 

Si habías empezado alguna vez pero sabes que aún hay cosas que podrías descartar, pero total, "como ahora hay sitio para ellas, no molestan.." también es tu reto! porque será un incentivo para sacar esas cosas más pequeñas pero que de todas formas no te sirven para nada.

Si, como yo, estás en ese proceso (empecé a revisar este verano hace unos diez días) pero corres el riesgo de no culminar la faena porque te da la impresión de que ya has sacado muchas cosas, también nos ayudará porque haremos un segundo repaso (o tercero o cuarto..) y aquello que pospusimos, nos lo sacaremos de encima.

Empezamos el día uno, ya puedes ir mirando tus estantes y habitaciones con mirada analítica, tomando nota de lo que podrías sacar.. Si llega un día en el que no has juntado los objetos que tocaban, se pierde el juego, así que...ya sabes. A ver si acabamos el mes con 500 cosas (o cositas) menos.

Cuéntame que cosas vas sacando y así nos damos ideas de qué revisar ;) Te iré contando mis avances en el facebook y por aquí.

Muy feliz verano!!

ALiCaduLa

Residuo Cero: El Aseo del bebé

Escrito por MiniMamiS 26-04-2017 en Ahorro. Comentarios (0)

En el anterior post sugería llevar a cabo algunas acciones para compensar los impactos ambientales del cuidado del bebé (haciendo como Joey de Friends al dejar de comer carne): el bebé no contaminaría más, sería lo que hubiera contaminado yo.. Se pueden hacer varias cosas desde el momento en que preparas todo para su llegada hasta las rutinas diarias. Hoy analizaremos una de esas rutinas: el aseo.

El aseo del bebé suele ser muy poco sostenible. Usamos productos de uso exclusivo para ellos, con lo que te juntas con un montón de botecitos además de los tuyos, y muchos de esos productos son de usar-tirar. Por ejemplo, los pañales, que es de lo más contaminante..un pañal tarda en degradarse más de 100 años (y sólo con ver la frecuencia con la que tienes que comprar, ya ves que se usan un montón..). Veamos algunos impactos que implica el aseo y como compensarlo.

El baño

Para empezar a los bebés los bañamos, no los duchamos. En una bañerita de las del principio aún se gasta poca agua, pero cuando pasan a la bañera normal, ese gasto aumenta considerablemente. Hay maneras de reducirlo:

- En los primeros meses del bebé no hace falta que lo bañes cada día. De hecho, el protocolo de algunos hospitales dice que no se les bañe hasta que se les caiga el cordón umbilical (eso pueden ser hasta dos semanas...). Piensa que aún no va a guardería ni juega tocándolo todo, se pasa el día contigo, en la cuna o el carrito (que seguro que tiene toda la ropa bien limpita), así que puedes bañarlo día sí-día no sin ningún problema (a no ser, obviamente, que se manche entero por lo que sea).

- Cuando lo bañes, se deben poner tres dedos de agua, nada de llenar la bañerita hasta la cintura. Más que nada es para mojar la esponja y tirársela por encima, mientras con la otra mano lo sujetas. Si la llenas mucho será muy incómodo (y a la que se mueva haréis cataratas..). Cuando ya se mantiene sentado y lo bañas en la grande, llénala tambien un palmo, no hace falta tampoco hasta media bañera (riesgo de cascada también...).

- Para bañeras muy grandes, existen unos diques de bañera con ventosas que hacen de pared y así se reduce el espacio y se gasta menos agua. Es práctico si la bañera es tipo jacuzzi, porque si es normal enseguida se apoyará y se despegará, dejando pasar el agua.

- Cuando llenes la bañera, no esperes a que el agua salga caliente para poner el tapón: puedes taparla desde el principio y cuando empiece a salir caliente, esperas a que la mezcla tenga buena temperatura. Después, si aún falta agua, ya pones el agua templada. Si tarda mucho en salir caliente (se te llenará ya media bañera de fría de tanto esperar..) pon un cubo al principio para recoger ese agua y aprovecharla en otras cosas (fregar, regar, una cisterna de váter..)

- Si tienes más de un peque, otra idea para ahorrar es bañarlos juntos.

- Hay ciuntounmil productos de baño específicos para bebé..Pero un recién nacido sólo necesita dos cosas: un gel suave (si casi no tienen pelo no hace falta un bote extra de champú..y aunque tengan, el mismo producto vale para todo porque es muy suave) y una crema para el cuerpo. Inventaron luego su primera crema para la cara, pero eso sólo es un sacapasta y un acumulabotecitos.

- Cuando ya sea más mayorcito, intentad compartir productos. El gel es un producto poco específico que puede servir para todos. Compradlo pensando en los peques, mejor de marca bio, y luego lo usáis todos. Lo que es bueno para su piel, es buenísimo para la tuya. Así ahorramos envases y no tenemos media docena de botes en la bañera, que es un horror. Esto también vale para la crema corporal hidratante: una neutra, bio y que puedan usar todos. Simplificad la rutina del aseo.

- Para compensar esta rutina, por supuesto la sugerencia es que vosotros no os bañéis, sino que os duchéis.

El cambio de pañal

Pañales

Quien se ha liado la manta a la cabeza, ha optado por usar pañales reutilizables. Esto sería la solución ideal, pero con todo lo que implica la llegada del bebé, como para tener que estár lavando también los pañales...(como dijimos, todo no se puede..) Aunque se opte por esta opción, en muchas ocasiones se tira de pañales desechables igualmente (un viaje, la guardería, dejárselo una noche a los abuelos, etc..). Al menos hay que intentar optimizar el uso y reciclarlos bien.

- Si vas a cambiarle el pañal y ves que está seco, vuélveselo a poner. A veces vamos a bañar a la nuestra y está perfecto: después del baño se lo volvemos a poner.

- Busca una marca que absorba bien y aguante toda la noche. Además de comodidad para el bebé y vosotros (de no tener que levantarse a cambiarlo), vas ahorrando pañales.

- Los pañales se tiran en la 'resta', no en la orgánica. Suele ser el contenedor gris, y precisamente a veces tiene dibujado un pañal.

Toallitas desechables

Las reinas de los culitos infantiles sin duda..Y de todo lo demás (manos, cara, ropa, mocos...). Está claro que son muy prácticas, pero no son nada respetuosas con el medio ambiente: están impregnadas de sustancias químicas, son de un solo uso y no son biodegradables ni reciclables. ¿Qué podemos hacer?

- Para empezar no las uses para todo. Para sonarse están los cleenex, para lavarse las manos se puede ir al lavabo (o una fuente del parque), para la cara lo mismo (o las servilletas..de tela mejor) y un lamparón en la ropa tendrá que esperar su turno en la lavadora.

- Optimiza su uso: no hace falta usarlas en cada cambio de pañal (y más de una, ahí bien frota que te frota..). Si sólo hay pis, puedes secar con un trozo de papel higiénico igual que los adultos. Y cuando ya aprenda a ir al baño, se dejan de usar.

- Hay que recordar que llevan productos químicos, así que eso de usarlas para limpiar caras (cerca de bocas y ojos..) o manos, que luego irán a la boca, no es buena idea.

- Lo ideal sería dejarlas para cuando estamos fuera de casa, y usar una esponja con agua templada para el cambio de pañal en casa (ya sabes, seguro que tu madre/suegra/abuela/tía-abuela/vecina se ha encargado de decirte cómo lo hacían antes.. ;) Pero esto es como los pañales reutilizables: quizás supone un mundo para ti, porque hay que limpiar y desinfectar bien la esponja luego y es un poco más engorroso. Pero solución sostenible, la hay.

- Para compensarlo, no las utilices tú para otros usos: ahora hay toallitas para otras cosas que no son el bebé (higiene íntima femenina, limpiagafas, limpieza del hogar...). Evita usar estas primas-hermanas...

Ah! y las toallitas van a la resta también, nunca al váter (menudos atascos se lían con eso!!). Ni siquiera esas que anuncian que se pueden tirar por él.

La crema de pañal

Este producto también suele ser el rey del culito..Se utiliza para prevenir y curar irritaciones pero, igual que antes, no hace falta ponerlo siempre que le cambies el pañal (y mucho menos medio tubo, que a veces parece una pared pintada..).

Si no tiene irritación, se puede poner sólo cuando haga caca, o una vez al día o si ves signos de rojez, pero la piel ya es protectora y no es bueno tampoco que se sature con la crema (que además es dennnsa), debe acostumbrarse y respirar.

Otros productos

Otros artículos para la higiene del bebé que podemos encontrar: suero fisiológico, bastoncillos pediátricos (para las orejas), pera nasal, colonia, tijeritas, termómetro del baño, cepillo y/o peine...Algunos consejos sostenibles son:

- Para los productos de un sólo uso (suero fisiológico y bastoncillos, por ejemplo), el consejo es que no los despilfarres. El suero suele ser para limpiar las fosas nasales y a veces no se usa todo el vial porque al bebé no le hace gracia, se mueve y no te deja..así que lo tienes que tirar una vez abierto y está medio lleno. Lo puedes encontrar en recipientes más grandes (no unidosis) y es igual de higiénico.

- Para colonias y demás productos envasados, lo ideal es un tamaño grande (se usa menos envase) y que sea sin alcohol o bio. Tampoco hace falta ducharlo en colonia cada vez que lo vistes...Hazla durar.

- Cepillos, tijeritas...pueden ser los que utilizas tú u otro miembro de la familia. Yo sí que utilizo unas tijeras de un kit de manicura que son pequeñitas y curvadas y van muy bien. Y si tienes un cepillo de cerdas naturales suave, aunque sea grande, lo puedes utilizar para tu bebé sin problemas.

Con todo lo demás, se puede aplicar un poco de sentido común (y minimalista)..si tienes un grifo con termostato, no necesitarás termómetro de baño (y tu madre/suegra/abuela/tía-abuela/vecina ya te dirán que ellas lo medían con el codo..se puede aprender ;). La pera nasal que sea sencilla (hay aspiradores eléctricos, pero no es necesaria tanta sofisticación..y será luego un trasto que costará más de reciclar).

En general, busca siempre la opción más sencilla, la que tengas ya en casa, la de menos envase y no desechable. Y pregúntate si de verdad se necesita.

¿Y tú? ¿Tienes mucho trasteo en el baño del bebé? ¿Te has fijado en cuantos pañales y toallitas se gastan? ¿Tienes alguna estrategia para ahorrar recursos y energía? Pronto seguiremos con otras rutinas del bebé.

ALiCaduLa

Quizás te interese:

http://minimamis.blogspot.es/1491376440/residuo-cero-compensando-la-huella-ambiental-de-tu-bebe/

http://minimamis.blogspot.es/1467105795/que-hacer-con-tus-trastos-pros-y-contras/

Referencias

https://www.amazon.es/BabyDam-Babydam2-Reductor-Ba%C3%B1era-Blanco/dp/B00GQUXUQE

https://www.bebesymas.com/compras-para-bebes-y-ninos/la-ocu-vuelve-a-analizar-los-panales-de-bebe-y-de-nuevo-el-mejor-es-de-los-mas-baratos

http://www.promofarma.com/rhinomer-baby-fuerza-extra-suave-115ml?fnd=1