Hábitos de embarazada que deberías mantener

Escrito por MiniMamiS 21-08-2016 en Hábitos. Comentarios (0)

En el embarazo se adquieren determinados hábitos por necesidad, por ocurrencia (o porque te lo pide el cuerpo) que suelen ser un descubrimiento y sentarnos muy bien. Al ser una etapa pasajera y pensar sobre todo en el bebé, se suelen tomar en serio con el pensamiento de "ya volveré luego a la 'normalidad', y una vez se acaba esta fase, los abandonas. Sin embargo es buena idea aprovecharse de esta etapa de motivación y mantenerlos una vez has tenido tu bebé. Pueden ser cosas de lo más variado e inesperado, y no solo cosas de salud. Veamos algunas.

- Dejar de fumar: típico no-hábito cuando te quedas embarazada.. A veces tienes suerte y es tu propio cuerpo quien te dice que nanay (de repente te pone mala el olor del tabaco), en estos casos es muy buena idea aprovecharse de estar más de medio año sin fumar, porque seguramente te desintoxicas bastante y la necesidad física de la nicotina se supera. Es buen momento para dejaro definitivamente.

- Tomar menos café: es también un clásico en los hábitos saludables. Si te gusta mucho, como a mi, puedes pasar al descafeinado, o a tomar sólo uno al día, así también pasas la 'abstinencia' a la cafeína (que la hay..) y luego no hace falta que vuelvas a los 3 o 4 al día..alteran demasiado.

- Usar menos ropa de la que tienes: por cuestiones obvias, ese año no usas tu ropa normal y, a no ser que estés dispuesta a gastar una fortuna en renovar tooodo el armario sólo para unos meses, sueles tener 2 o 3 cosas clave y aprovechar lo que puedas. Ahí te das cuenta de que no necesitas tantas prendas (yo pasé el último trimestre usando 3 vestidos , unas sandalias y un par de chaquetitas finas..todo lo demás que no me iba a poder poner ni lo puse en el armario) y puede que te guste esa simplicidad. Cuando vuelvas a 'ser tú' te animo a seguir así y quizás a participar en el proyecto 333 (proyecto333.com)

- Caminar: en esta etapa hay algunos deportes o actividades que no vas a poder seguir haciendo igual. Según el trimestre, puedes hacer algunas cosas y caminar o nadar es de lo que más se recomienda. A mi me gustan las dos cosas, pero caminar necesita menos logística: eliges una ruta bonita, zapatillas y ropa cómoda y adelante. Llegará un momento en el que no podrás ni darte un minipaseo, pero mientras se pueda, lo recomiendan. Y cuando das a luz, es lo que recomiendan también (nada de abdominales ni actividades muy fuertes en dos meses). Así que es buen momento para coger el hábito.

- Practicar otro tipo de ejercicio: relacionado con el punto anterior, en esta etapa se suelen probar otras disciplinas que se adaptan mejor a tu situación, como el yoga o el pilates. Van muy bien para la espalda y ayudan a relajarse. Si eres más de "Body combat" quizás te cueste mantenerlas, pero puede que te ayuden tanto con la espalda que decidas mantenerlas un día semanal.

- Darte un masaje: efectivamente, cuando la barriga tira hacia delante, la espalda ya no tira mucho ;) Es buena época para que te den un masaje o alguna técnica de fisioterapia (siempre con asesoramiento) y seguro que lo incluyes en tu rutina mensual después! Yo fui a una osteópata una vez por trimestre y salía nueva. Después la espalda también sufre porque con las rutinas del bebé se hacen muchos movimientos que la cargan mucho (cogerlo, el baño, darle el pecho fuera de casa...en fin, todo en general), así que descubrir un buen fisio y habituarse a ir puede ahorrarte muchas contracturas.

- Simplificar tu rutina de belleza: cuando estás embarazada hay muchos productos cosméticos que no son recomendables, te recomiendan quedarte con lo básico y preferiblemente ecológico. Aquí pasa como con la ropa: si con 3 cosas tienes bastante, no te pongas 15. Más rapido y más económico. Normalmente se coge el hábito de ponerse crema en el cuerpo todos los días por las temidas estrías, así que elige un buen producto y habitúate. Yo usaba una crema apta para embarazadas y, cuando llegó el verano, aceite de almendras al acabar la ducha (con el calor, es la opción que apetece más) y me funcionó muy bien (y eso que ya me salieron estrías en la adolescencia, pero esta vez las mantuve a raya).

- Que te lleven la compra a casa: casi-casi el mejor descubrimiento que hice durante el embarazo (y que mantengo..). Y es que, aunque tengas ascensor, llega un momento que comprar cuatro cosas y volver a casa es un sobreesfuerzo (y tampoco vas a ir todos los días al súper para no cargar mucho). Aunque vayas en coche, hay que llevar la compra hasta él y luego hasta tu casa. Si encima, como me pasa a mi, no tienes ascensor, cargar con tu barriga y lo demás no es necesario (ni posible). Así que aprovéchate de los súpermercados que te llevan la compra a casa. Así puedes hacer una gran compra cada dos semanas (o al mes si tienes bastante espacio para guardar las cosas) y no pierdes el tiempo luego en ir a comprar cada día de poco en poco.

- Vivir en modo slow: por alguna extraña razón (creo que son las hormonas) cuando estás embarazada, vives más relajada. Estás enfocada en tu cuerpo y tu bebé y la mayoría de cosas del día a día las relativizas bastante (más o menos te dan igual). También haces las tareas más pausadamente (porque no te puedes pegar una paliza en tu estado, ni te apetece). Ese modo slow se puede intentar mantener después, porque a nivel físico no habrá problema, pero a nivel mental y temporal, no podrás con todo (o aunque pudieras, no lo disfrutarás). Así que igual que ahora no limpias y ordenas todo en una mañana, pues después tampoco. Y así con muchas otras facetas (trabajo, compromisos...)

Y para ti, ¿cual fue tu mejor hábito de embarazada?

ALiCaduLa