El principio de Pareto aplicado al espacio

Escrito por MiniMamiS 13-11-2016 en Minimalismo. Comentarios (0)


Seguro que habéis oído hablar de esta ley o principio, también conocido como la ley del 80-20, que originalmente describía como el 20% de la población era propietaria del 80% de la tierra. Hoy en día se aplica en muchos ámbitos de economía y organización (el 80% de las ganancias se deben sólo al 20% de los clientes, o para realizar el 80% de las tareas importantes necesitas solamente el 20% de tu tiempo de trabajo..). Hace poco leí su aplicación con los espacios que despejas y reorganizas, aconsejando que ocupes un 80% del mismo y dejes vacío un 20%. 

Parece fácil pero...es un hecho que cuando consigues un cajón vacío ya estás pensando con qué lo vas a llenar. Sin embargo puede ser muy útil mantener ese 20% según donde lo tengas y visualmente, por ejemplo al abrir el armario, no dará sensación de agobio. Algunos sitios donde se puede aplicar y obtener beneficios son:

- En la cómoda de la ropa del bebé podrías dejar libre un cajón, e ir poniendo allí algo de ropa de la talla siguiente para tenerla a mano y no perderle la pista. En cuanto saques algo que ya no le cabe, pasas la ropa nueva. 

- En el armario puedes dejar vacío un estante, o una parte de las perchas, así el resto de la ropa colgada la podrás mover mejor para coger lo que buscas.

- Los estantes con adornos también se benefician de no tenerlos a rebosar..de hecho aquí aconsejaban lo contrario: dejar un 80% de espacio libre (tener un adorno) así es más fácil de limpiar y visualmente es más agradable.

- El perchero de la entrada o sitio similar para dejar los abrigos y demás: si empiezas a poner unas chaquetas encima de otras, no encontrarás la que buscas en un momento dado (y se acabarán cayendo). Deja siempre una percha libre, y en el resto que sólo haya una cosa colgada por percha.

- El baño: estantes, cajones y armarios también deberían estar al 80% de su capacidad (o menos), ya que solemos comprar productos de aseo antes de que se acabe el anterior, así habrá sitio para guardarlo y tenerlo a mano cuando se necesite. El espacio de la bañera para gel y champú también debería ocuparse mínimamente, luego es un rollo sacar 20 botes para poder limpiarla...

- La cocina: si dejas ese 20% de espacio libre en despensa, nevera y congelador podrás encontrar los alimentos más fácilmente y cogerlos sin tener que sacar cosas que estén delante. Además así los tendrás controlados y será más difícil que te caduquen o que compres cosas que ya tenías porque les perdiste la pista... 

- La agenda: sea en papel o electrónica, es importante que sea realista en cuanto a las tareas que apuntas para hacer en un día...es imposible que cada hora tenga algo apuntado (sobretodo si es una tarea que necesitará más tiempo), además si la hoja de la agenda está a tope de notas y tareas apuntadas, puede que lo importante pase desapercibido. Así que si tenías pensado hacer 7 cosas, déjalo en 4. El domingo planifica la semana de manera que los primeros días anotes 4-5 tareas, pero jueves y viernes los dejas vacíos (o sólo con un par) por si has tenido que posponer alguna. Y deja un día libre (el 20% de la semana :)

- El bolso: las mamis nos hemos despedido de los bolsitos pequeños en los que llevabas una carterita, el móvil y unas llaves, y normalmente somos más de maxibolsos, sobretodo si trabajas. Hay que intentar no llevarlo a tope: pesará demasiado y no encontrarás nada.. Marca un contenido fijo con lo realmente necesario y si el bolso para ese día es  más grande, no metas más cosas.

- La maleta: si vas a viajar se puede llenar la maleta al 80% en vez de a tope, así tienes espacio para traerte algún recuerdo.

Se me ocurren muchos otros ejemplos para aplicar este principio: los estantes con libros, cualquier armario con cajones, el maletero del coche, las cajas para guardar juguetes en la habitación de tu peque...

Y tú? En qué otros espacios se te ocurre que se podría adoptar esta proporción? Qué otras cosas o situaciones no deberían estar al 100%?

ALiCaduLa