MiniMamiS

Embarazo

Hábitos de embarazada que deberías mantener

Escrito por MiniMamiS 21-08-2016 en Hábitos. Comentarios (0)

En el embarazo se adquieren determinados hábitos por necesidad, por ocurrencia (o porque te lo pide el cuerpo) que suelen ser un descubrimiento y sentarnos muy bien. Al ser una etapa pasajera y pensar sobre todo en el bebé, se suelen tomar en serio con el pensamiento de "ya volveré luego a la 'normalidad', y una vez se acaba esta fase, los abandonas. Sin embargo es buena idea aprovecharse de esta etapa de motivación y mantenerlos una vez has tenido tu bebé. Pueden ser cosas de lo más variado e inesperado, y no solo cosas de salud. Veamos algunas.

- Dejar de fumar: típico no-hábito cuando te quedas embarazada.. A veces tienes suerte y es tu propio cuerpo quien te dice que nanay (de repente te pone mala el olor del tabaco), en estos casos es muy buena idea aprovecharse de estar más de medio año sin fumar, porque seguramente te desintoxicas bastante y la necesidad física de la nicotina se supera. Es buen momento para dejaro definitivamente.

- Tomar menos café: es también un clásico en los hábitos saludables. Si te gusta mucho, como a mi, puedes pasar al descafeinado, o a tomar sólo uno al día, así también pasas la 'abstinencia' a la cafeína (que la hay..) y luego no hace falta que vuelvas a los 3 o 4 al día..alteran demasiado.

- Usar menos ropa de la que tienes: por cuestiones obvias, ese año no usas tu ropa normal y, a no ser que estés dispuesta a gastar una fortuna en renovar tooodo el armario sólo para unos meses, sueles tener 2 o 3 cosas clave y aprovechar lo que puedas. Ahí te das cuenta de que no necesitas tantas prendas (yo pasé el último trimestre usando 3 vestidos , unas sandalias y un par de chaquetitas finas..todo lo demás que no me iba a poder poner ni lo puse en el armario) y puede que te guste esa simplicidad. Cuando vuelvas a 'ser tú' te animo a seguir así y quizás a participar en el proyecto 333 (proyecto333.com)

- Caminar: en esta etapa hay algunos deportes o actividades que no vas a poder seguir haciendo igual. Según el trimestre, puedes hacer algunas cosas y caminar o nadar es de lo que más se recomienda. A mi me gustan las dos cosas, pero caminar necesita menos logística: eliges una ruta bonita, zapatillas y ropa cómoda y adelante. Llegará un momento en el que no podrás ni darte un minipaseo, pero mientras se pueda, lo recomiendan. Y cuando das a luz, es lo que recomiendan también (nada de abdominales ni actividades muy fuertes en dos meses). Así que es buen momento para coger el hábito.

- Practicar otro tipo de ejercicio: relacionado con el punto anterior, en esta etapa se suelen probar otras disciplinas que se adaptan mejor a tu situación, como el yoga o el pilates. Van muy bien para la espalda y ayudan a relajarse. Si eres más de "Body combat" quizás te cueste mantenerlas, pero puede que te ayuden tanto con la espalda que decidas mantenerlas un día semanal.

- Darte un masaje: efectivamente, cuando la barriga tira hacia delante, la espalda ya no tira mucho ;) Es buena época para que te den un masaje o alguna técnica de fisioterapia (siempre con asesoramiento) y seguro que lo incluyes en tu rutina mensual después! Yo fui a una osteópata una vez por trimestre y salía nueva. Después la espalda también sufre porque con las rutinas del bebé se hacen muchos movimientos que la cargan mucho (cogerlo, el baño, darle el pecho fuera de casa...en fin, todo en general), así que descubrir un buen fisio y habituarse a ir puede ahorrarte muchas contracturas.

- Simplificar tu rutina de belleza: cuando estás embarazada hay muchos productos cosméticos que no son recomendables, te recomiendan quedarte con lo básico y preferiblemente ecológico. Aquí pasa como con la ropa: si con 3 cosas tienes bastante, no te pongas 15. Más rapido y más económico. Normalmente se coge el hábito de ponerse crema en el cuerpo todos los días por las temidas estrías, así que elige un buen producto y habitúate. Yo usaba una crema apta para embarazadas y, cuando llegó el verano, aceite de almendras al acabar la ducha (con el calor, es la opción que apetece más) y me funcionó muy bien (y eso que ya me salieron estrías en la adolescencia, pero esta vez las mantuve a raya).

- Que te lleven la compra a casa: casi-casi el mejor descubrimiento que hice durante el embarazo (y que mantengo..). Y es que, aunque tengas ascensor, llega un momento que comprar cuatro cosas y volver a casa es un sobreesfuerzo (y tampoco vas a ir todos los días al súper para no cargar mucho). Aunque vayas en coche, hay que llevar la compra hasta él y luego hasta tu casa. Si encima, como me pasa a mi, no tienes ascensor, cargar con tu barriga y lo demás no es necesario (ni posible). Así que aprovéchate de los súpermercados que te llevan la compra a casa. Así puedes hacer una gran compra cada dos semanas (o al mes si tienes bastante espacio para guardar las cosas) y no pierdes el tiempo luego en ir a comprar cada día de poco en poco.

- Vivir en modo slow: por alguna extraña razón (creo que son las hormonas) cuando estás embarazada, vives más relajada. Estás enfocada en tu cuerpo y tu bebé y la mayoría de cosas del día a día las relativizas bastante (más o menos te dan igual). También haces las tareas más pausadamente (porque no te puedes pegar una paliza en tu estado, ni te apetece). Ese modo slow se puede intentar mantener después, porque a nivel físico no habrá problema, pero a nivel mental y temporal, no podrás con todo (o aunque pudieras, no lo disfrutarás). Así que igual que ahora no limpias y ordenas todo en una mañana, pues después tampoco. Y así con muchas otras facetas (trabajo, compromisos...)

Y para ti, ¿cual fue tu mejor hábito de embarazada?

ALiCaduLa


Preparando el nido

Escrito por MiniMamiS 19-09-2015 en Cosas. Comentarios (0)

El otro día mientras tomaba un café, una chica embarazada por segunda vez, comentaba la de cosas que tenía acumuladas y lo poco que las iba a aprovechar (por supuesto, con cierto tono de fastidio). Y es que, aparte de que ahora espera un chico para febrero y su hija es nacida en verano, siempre se tienen cosas que nunca se llegan a usar.

Por lo que comentaba, y por mi propia experiencia, he llegado a dos conclusiones: adquirimos demasiadas cosas la primera vez, y la idea consoladora de que así lo tendrás para el siguiente no resulta práctica (ni realista, muchas veces). Así que para intentar minimizar los excesos previos al nacimiento del bebé, veamos algunas ideas.

La fase de organizar el nido es otro momento clave de las mamis y papis para intentar no excederse y ser lo más práctico posible, ya que hoy en día esta fase trata sobre todo de adquirir las cosas que necesitará el bebé...Aquí están las palabras clave: "adquirir", " cosas" y "necesitar"... Y es que el mundo de la puericultura es infinito.. ¡la de cosas que pueden llegar a tener! y que, por supuesto, necesitas..o eso parece al principio.

Si eres primeriza puedes llegar a salir bastante estresada.. parece que no tendrás tiempo para conocerlo todo, conseguirlo y entender cómo usarlo... Tú has pensado en tres o cuatro cosas básicas y muy obvias (el carro, la silla del coche, la cuna...) y alguien te dice: "bueno, pero necesitarás una minicuna" ¿una qué? "bueno, el moisés"  ¿¿el qué??... y así una detrás de otra.

Si es el segundo tampoco te librarás de nuevas decisiones porque, como decíamos al principio, una gran mayoría de las cosas no las podrás reutilizar: o bien las está usando aún el primero, o nacen en una época muy diferente del año, o es de sexo diferente, o son cosas que ya no usaste  la primera vez.

Por supuesto la elección dependerá de la crianza que se quiera hacer: si no se le va a dar el pecho, no se necesitará un sacaleches; si a los papis y mamis les gusta el porteo, tendrán hasta dos mochilas y otros sólo funcionarán con el carro.. También hay que tener en cuenta que a todos los bebés no les funcionarán igual de bien todos los artilugios, algunos dormirán muy bien en la minicuna (hasta que casi no caben..) y otros practicarán el colecho y, algún día, pasarán a la cuna directamente..

La idea es que no hace falta tener de todo, porque sencillamente todo no lo vas a necesitar... En muchos casos tendrás que fiarte de tu instinto a la hora de adquirir un objeto (o determinado modelo de objeto) y si acabas con algo que no utilizas o que no le gusta al bebé, tampoco hay que empeñarse. Se regala o se presta y a otra cosa. Lo importante es que cumpla su función aunque sea a otra persona, ¡y que libere tu espacio!

Ideas para primerizas

- Elabora una lista con las cosas que crees que necesitarás. Puedes informarte o preguntar a una amiga, que además puede aconsejarte sobre lo que es prescindible o no (al menos según su experiencia), pero intenta no ir a una tienda a dejarte aconsejar sin una idea previa, porque hay tantos artículos que saldrás abrumada con tanta posibilidad. Y que exista un artículo no significa que lo vayas a necesitar.

- Adquiere lo que vayas a necesitar al principio para el recién nacido y no te adelantes mucho metiendo objetos en casa si no los podrá usar hasta los 6 meses. Por ejemplo, si quieres una silla para el baño puede esperar, porque hasta que no se mantenga sentado no podrá usarla. Quizás cuando llegue el momento veas que no te hace falta.

- Lo mismo vale para la ropa. Irás de compras y verás cosas monísimas que te darán ganas de llevarte ya, pero piensa que es uno de los artículos que más te van a regalar, mejor esperar y comprar de momento bodys y cosas básicas de recién nacido. Tampoco sabes cómo va a crecer tu peque..cuando por fin llegue el frío (o calor) puede que ese vestido o chaqueta tan mona no le quepa...

- Una de las causas de acumular un montón de artículos son los regalos: la familia y amigos quieren regalarte algo y no saben qué. Al final vamos añadiendo cosas para que puedan regalarte algo, pero piensa que si tú no habías pensado comprarlo, tampoco hace falta que te llegue por otra vía. Sé sincera cuando te pregunten qué necesitas y si es "nada", pues nada. Pueden esperar a más adelante (si necesitas algo de verdad) o hacer un bote entre amigos y ya lo administraréis cuando llegue el momento. O idealmente, celebrar el nacimiento con otros regalos que no sean 'cosas'.

- Por supuesto, si determinado artículo te lo pueden prestar, esta debería ser la primera opción. Le das una segunda vida y luego lo sacas de tu casa, recuperando el espacio.

- Piensa en la versión más funcional de cada artículo. Por ejemplo, en vez de tener una bañera-cambiador que ocupa bastante espacio y sólo le servirá un tiempo, puedes montar el cambiador sobre una cómoda u otro mueble en su habitación. Lo tienes todo a mano en los cajones (pañales, toallitas, ropa..) y después el mueble lo seguirás usando.

- Ten en cuenta el espacio disponible. En mi caso no era posible meter una bañera-cambiador porque sólo hay un baño y no es muy grande. La solución cómoda-cambiador nos ha ido perfecta.

Si es el segundo..

- Como ya has aprendido del primero (espero..) y realmente tendrás cosas que puedes utilizar (también lo espero..), no tendrás que adquirir muchas más. Lo que vayas a necesitar intenta, ahora sí, que sea prestado o de segunda mano. Ya habrás visto que muchas cosas de las tuyas están nuevas, así que al resto de las MiniMamiS les ocurre lo mismo.

- Quizás, más que adquirir, sea el momento de desechar y volver a hacer espacio para lo que viene. Repasa lo que tienes y selecciona: lo que no necesites (si está en mal estado, no fue útil la primera vez, etc) tíralo, regálalo o préstalo.

- Con la ropa y juguetes sé especialmente crítica. Aunque por época y sexo del bebé la puedas aprovechar, revisa bien su estado o si es de tu estilo, porque si no te convencía antes, tampoco se la pondrás al siguiente. Además ya habrás visto que no hace falta tener 10 pares de zapatitos, quédate con lo necesario, y que sea lo que más te guste. Y tampoco hace falta tener 5 juegos de cubos apilables o 10 peluches...quédate con un par y el resto dónalos (si consigues convencer al mayor, claro). Piensa que ahora se juntarán sus juguetes con los del hermano, y todo tiene un límite (de espacio sobre todo).

Mi experiencia personal

En mi caso también entraron en casa cosas que casi no usé (o no usamos en absoluto). Aún así creó que no nos hemos excedido mucho, más que nada porque nuestro espacio es limitado y nuestra peque sólo tiene un año...aún no se le han acumulado tropecientos regalos de cumpleaños o navidad..Supongo que todo llegará, pero espero aplicar una visión minimalista para simplificar todo eso.

- Mis imprescindibles: carro, cuna, silla de coche (de hecho, hay dos..una en cada coche), vigilabebés (prestado), bañera plegable (prestada), cambiador (colocado encima de la cómoda), cuna de viaje (comprada de segunda mano, para tenerla en casa de los abuelos y así cuando no estás, la pliegan y no molesta), bañerita hinchable (porque en casa de los abuelos hay plato de ducha..)

- Cosas prescindibles: silla de baño, hamaquita, mochila porta-bebés, dique para la bañera (para no gastar tanta agua..pero en cuanto el bebé se mueve ya un poco y se apoya, se suelta..tampoco es tan grande nuestra bañera)

- Cosas que no usé (aunque parezca mentira..): minicuna (menos mal que fue prestada), vajilla de plástico (plato y cubiertos...come en platos o cuencos normales), trona portátil (si vas de paseo puede comer en el carro, y en los restaurantes tienen tronas), chupetes (tenía media docena, todos regalados..pero ella no usó...), cojín para mantenerlo de lado al dormir (poníamos una toalla enrollada...y además con dos meses se daba la vuelta y dormía boca abajo), esterilizador (hirviendo las tetinas y demás el efecto es igual)... y seguro que me dejo alguna cosa..

Otros objetos que se suelen acumular...

Cosas como ropa, juguetes, arrullos, biberones, dosificadores para biberon, cadenitas de chupetes... se suelen tener por triplicado. Lo importante es detectar cuando dejan de usarse para no acumularlos demasiado tiempo en casa. Así que cuando ya no juegue con algún juguete, no lo tapes con el arrullo o no le quepa la ropa, saca esas cosas de casa.

Y no lo guardes para el siguiente, que ya sabes lo que pasa ;)

Y tú, ¿estás embarazada? ¿es la primera vez? ¿has aprovechado cosas de amigas o todo es nuevo?...feliz lista del bebé!!

Referencias:

Te puede interesar: http://minimamis.blogspot.es/1440752001/embarazo-un-buen-momento-para-empezar-a-simplificar/

Algunas páginas y tiendas de segunda mano:

www.creciclando.org

www.mimamarecicla.com

www.percentil.com


Embarazo: un buen momento para empezar a simplificar

Escrito por MiniMamiS 28-08-2015 en Minimalismo. Comentarios (1)


Sea buscado o 'sorpresivo', en el embarazo es cuando te das cuenta de que tu vida va da un giro importante. Quizás por eso tenemos unos cuantos meses para hacernos a la idea y que no nos de algún minisoponcio con lo que se avecina...

Sobre todo porque, si es el primero, lo que se avecina es totalmente desconocido para ti y, por algunas cosas que escuchas, no será un cambio muy zen... Por cada comentario del tipo 'yaverásquébonito..' hay otro del estilo 'aprovecha ahora, que luego...'(y aquí entra de todo..aprovecha para dormir-salir-tu hobby-tu pareja-etc...)

Pero hay que admitirlo: es un gran cambio y lo que se puede hacer es aprovechar para empezar a minimalizarse, porque entre tus cambios y preparar el nido (típica fase también..) hay que tomar unas cuantas decisiones sobre adquirir cosas, hacer sitio y organizarse, y no querrás tener el doble de trastos en casa cuando se acerque el final..(básicamente porque no estarás para recoger y limpiar mucho...)

Lo primero eres tú..

Así que empezaremos por tus cosas..

Ropa

Independientemente de cómo sea tu embarazo de bueno o no tan bueno, tu cuerpo va a cambiar, así que hay que pensar cómo gestionar el vestuario. Mis consejos -algunos los hice, otros no..- son:

  • No te lances a comprar un montón de ropa premamá ya desde el principio. No sabes cóm va a ir evolucionando la barriga (y todo lo demás) y quizás llegue el momento de ponérsela y no te quepa.. Tranquila, que en las tiendas no se quedan sin género..
  • Ten en cuenta la época del año en la que estarás en tu máximo esplendor (tercer trimestre, que el crecimiento es exponencial) y revisa la ropa que ya tienes para esa época, porque puede que tengas cosas amplias que te valgan. En mi caso era verano y con 2 o 3 vestidos me arreglé perfectamente (tampoco te apetece ponerte otra cosa...ni te cabe)
  • Ojito con adquirir calzado nuevo. No inviertas mucho ahora porque tienden a hincharse los pies (a veces hasta un número más) y si compras ahora puede que luego te estén grandes. Tampoco es muy práctico adquirirlo con antelación porque puede que al necesitarlos no te quepan (te valdrían para después del embarazo, pero esto también va de vivir el presente y no adelantarse).
  • La ropa interior....tampoco hace falta que te surtas mucho de ropa muy de premamá en este grupo (ya sabes, bragas altas que te tapen la barriga, sujetadores de lactancia..) Este consejo me lo dio una amiga y tenía toda la razón. Con lo tuyo sueles pasar perfectamente, en mi caso no me hubiera puesto braga alta ni de broma (en verano qué calor..). En cuanto al sujetador de lactancia, si va a ser tu caso, realmente no es imprescindible. Yo tenía 3 y uno se quedó sin estrenar. Con uno normal también se puede.
Lo que sí que suele pasar es que aumentes de talla de sujetador (para alegría de la mayoría y de sus parejas..) y tendrás que comprarte alguno que te venga bien, pero espera a que eso pase para ver qué talla necesitas.

  • En general ves utilizando tu ropa normal hasta que veas realmente que necesitas algo nuevo que te quepa y estés cómoda. Como se suele coincidir con alguna de las dos épocas de rebajas, puedes invertir en algo que de verdad necesites y mejor si es algo no claramente de premamá (porque luego no te lo pondrás)
  • Si te lo pueden dejar, esta debería ser tu primera opción (como para todo lo demás que ya hablaremos). Al fin y al cabo es una etapa pasajera.
  • Si participas en el Proyecto333 y estás embarazada, se puede seguir manteniendo el reto porque las cosas que no te vayan sirviendo las podrás sacar e incluir lo nuevo. Incluso puede que sea más fácil la elección ya que lo que desechas es por obligación: simplemente ¡no te cabe!. 
Puede que en la recta final, descubras que te vistes con muy poca ropa y te encante! Armario despejado, fácil elección, menos ropa que lavar, tender, planchar, guardar... Piénsalo para cuando vuelvas a ser tú..

  • Hablando de eso, cuando acaba esta fase y vuelves a ser tú, tampoco nos podemos adelantar demasiado. Hay quien se queda igual que estaba y hay quien no. Date un tiempo de 6 meses y, cuando toque cambio de armario, selecciona sin piedad: lo que no te valga se desecha. No lo guardes porsiacaso (recuerda el otro post).
  • Esto vale igual para la ropa premamá que adquiriste: si hay alguna prenda que se nota mucho que es de premamá, no te la vas a poner (te preguntarán si estás embarazada y eso sólo mola cuando lo estás de verdad..). Aquí el gran porsiacaso es el de volverse a quedar embarazada, pero aunque tengas clarísimo que sí, piensa que para que te sirva debería coincidir la época del año (y aumentar el volumen de manera similar). Si ha sido tu caso, perfecto, pero si no está muy claro, está la opción intermedia de dejársela a una amiga, así está un tiempo "en cuarentena" (y siendo útil) y no ocupa espacio en tu casa (una de las cosas que queremos ganar). Cuando te la devuelva, después de al menos un año con tu peque, ya podrás valorar si la usarás o no (porque de repente ya no te gusta o porque ni de broma tienes otro). Yo, de premamá, sólo compre dos vaqueros de esos con elástico en la tripa, comodísimos, los aproveché bastante, pero ninguno está ya en mi casa.

Otras cosas que no son ropa

  • Baño. Hay embarazadas que se vuelven muy sensibles a los olores (hasta la colonia de su pareja les pone mala!). No hay mal que por bien no venga: si hay que deshacerse de algunas cosas de aseo, te darás cuenta de cuántos productos sin usar, duplicados y/o caducados tienes. Aprovecha para hacer limpieza y quedarte con lo justo, que embarazada será poco, porque pocos potingues te puedes poner..lo que da qué pensar en el tipo y cantidad de productos que usamos diariamente (si lo desaconsejan en el embarazo, no serán agua de manantial..) Del resto guarda lo que esté sin abrir o puedas utilizar. Botes a medio acabar que no te sirvan ahora, deséchalos, es buen momento para simplificar el aseo personal.
  • Botiquín. Otro territorio vetado en esta época...puedes aprovechar tiritas, paracetamol y poco más. Revísalo porque seguramente tras el embarazo (y la lactancia, si es tu caso) la mitad de cosas habrán caducado. Si son cosas que sólo tomabas tú en tu casa, sácalos junto con los ya caducados, que siempre hay algo, y llévalos a la farmacia.
  • Productos de limpieza. Aquí también suele haber un arsenal...para empezar, que sepas que desaconsejan totalmente usar suavizante en la ropa del bebé, así que gasta el que te quede y no vuelvas a comprar (un trasto -y un gasto- menos..). Yo no noto la diferencia entre usarlo o no usarlo, pongo vinagre blanco en el cajetín del suavizante que dicen que va igual de bien y debe ser verdad (y no huele a vinagre). Respecto a todos los demás productos, habría que irlos gastando y quedarse con lo básico. Hay bastante información sobre cómo limpiar con productos naturales, o también puedes utilizar productos ecológicos.

Hay más cosas que se pueden revisar, depende también de cómo sea tu casa (si hay trastero que repasar, si es el segundo embarazo y hay que ver lo que se puede aprovechar..) pero, en general, con el espacio más despejado, ya se puede empezar a pensar en prepararlo para el nuevo miembro más relajadamente.

Aunque todo esto quizás parezca innecesario, o una exageración (si en casa hay sitio para esas cosas, ¿por qué habría que sacarlas?) pero aunque no lo parezca, disminuir el número de cosas tiene un efecto positivo sobre el estado de ánimo y, en general, tenemos demasiadas cosas. Además, aunque sólo sea por ser prácticos, antes de meter cosas nuevas (que habrá que hacerlo pronto) hay que hacerles hueco.

Cuando seáis uno más (o dos...según casos) ya no habrá ni tiempo ni ganas al principio de hacer todo esto así que, ya sabes lo que dicen: "aprovecha ahora, que luego.." ;)

Y tú ¿qué opinas? ¿Tuviste un embarazo minimalista? ¿Compraste ropa que no te sirvió? ¿Has guardado para el siguiente embarazo? ¿Te sirvió? Cuéntamelo!

ALiCaduLa