MiniMamiS

bebé

La Rotación: una última oportunidad para tus cosas

Escrito por MiniMamiS 31-05-2016 en Minimalismo. Comentarios (0)


Hace unos meses hice un curioso experimento con mis pendientes y no llegue a explicar cómo acabó la cosa..Tenía tantos que decidi ponerme un par cada día a ver cuántos días estaba sin repetir, así daba una nueva oportunidad a los desaparecidos entre tantos pares (ya sabes, no te acuerdas de que los tienes porque no los ves..) y me permitía tomar una decisión sobre si me quedaba con cada par o no (además de realizar un conteo, que era la idea original..).

Esta idea original quedó en segundo plano (luego os cuento cuántos días estuve..); lo que pasó a primer lugar fue el hecho de que esta "técnica" me ayudó a seleccionar si me quedaba cada par o lo desechaba definitivamente. A veces hacer esta selección no es fácil: en este caso porque había mucha cantidad y es difícil controlar todos los que tienes; en otros casos las razones son variadas: objetos a los que tienes apego, o los guardas 'por si acaso', o los ves y son bonitos pero no tienes muy claro cómo te sentirás cuando los uses (esto sobre todo va por la ropa..). La única manera de hacer una buena selección es viendo si lo usas, pero para ser realista deberías darle una última oportunidad a ese objeto al menos un día (nada de coger una camiseta con las manos y mirarla como si estuvieras en la tienda..lo mejor es que pase una jornada contigo). Es lo que hice con los pendientes, lo que yo llamo la rotación: elegir un tipo de objeto y cada día usar uno, sin repetir. Y ese día hay que decidir si lo guardas o lo tiras.

Con el cambio de estación quizás te hayas topado con un montón de ropa veraniega que no tienes muy claro si quieres guardar o esperar a ver si este verano te sirve, o le sirve aún a tu peque, o como me pasó a mi, eres fan de los complementos (pañuelos, pendientes, bolsos..) y es hora de poner orden y quedarte con lo mejor.  Te invito a que practiques la rotación y le des una última oportunidad a tus cosas.

Ideas clave de la rotación y ventajas

Con esta técnica sencilla se consiguen varias cosas:

- Rescatar piezas que tenías olvidadas

- Comprobar de primera mano si vas a gusto con ellas. Quizás no recuerdes por qué no la usabas, pero en cuanto pases un día con ella, la razón volverá. Pueden ser unos zapatos que te hagan daño, o un bolso que no resulta práctico, o unos pendientes que te molestan, o una prenda de ropa que no te queda bien... En la percha todo queda bien, pero cuando le das uso la verdad sale a la luz.

- Se puede aplicar para casi cualquier cosa de uso cotidiano, de hecho seguro que lo has practicado inconscientemente alguna vez. El problema es que cuando nos topamos con algo que no nos convence al usarlo, en vez de tirarlo lo volvemos a guardar, por ejemplo si tenemos unos zapatos incómodos...¡como si fueran a cambiar por arte de magia! es obvio que seguirán siendo incómodos.. O si un vestidito ya no le cabe a tu hija..la que crece es ella, no el vestido: sácalo del armario.

- Objetos con los que puedes aplicar la rotación: tu ropa, la de tu bebé (no la guardes si es obvio que ya no le cabe..), complementos, libros (no lo guardes si es la enésima vez que intentas leerlo y te aburre soberanamente..), comida (puedes proponerte no comprar hasta que no vacíes la despensa), material escolar o de papelería (por supuesto, en cuanto cojas un boli que no escribe: a la basura, que no le crecerá tinta nueva como si fuera una flor..)

- Para ponerte en marcha elige tu categoría en cuestión, intenta tenerlo todo a la vista (aunque eso irá quedando solucionado según vayas usando cosas) y cada día usa una cosa de esa categoría. Puedes ir poco a poco o ir rotando varias a la vez (por ejemplo, ropa y complementos: cada día una camiseta y un bolso). Analiza bien cómo has pasado el día con ese objeto. Quizás antes de salir de casa ya te has dado cuenta de que esa prenda te roza, te pica o no combina con nada.. Ante eso la elección es fácil: no la vuelvas a guardar.

- Ten un espacio en casa (un cajón vacío, estante o caja) donde ir metiendo las prendas desechadas, para hacer un solo viaje al contenedor de ropa para donar o lo que sea que vayas a hacer con ella (mercadillo, donación..)

- Si tu categoría elegida es la ropa, es buena idea intentar no poner la lavadora todo el tiempo que puedas aguantar mientras tengas ropa para ponerte, así te obligas a usar tooodas las camisetas que tienes sin volver a coger tu favorita.. Cuando vayan quedando las que te producen fastidio te darás cuenta de la absurdez de tenerlas guardadas.

Parece un método lento, pero ya verás que en seguida han pasado unos cuantos días y has conseguido hacer ya bastantes elecciones. Esta técnica se complementa muy bien con la de tirar una cosa cada día, porque seguro que día sí, día no te encuentras con algún objeto que te molesta más que producirte alegría (como dice el método Konmari). Empieza hoy y ya verás que cuando tengas que hacer el cambio de armario tienes muchas menos cosas que guardar, pero bien elegidas.

La rotación de mis pendientes duró 6 meses..desde el 1 de septiembre hasta el 1 de marzo..Teniendo en cuenta que hubo pares que nada más sacarlos de la caja los deseché, tenía más de 200 pares..Ahora sigo teniendo una buena caja, pero bien elegida. Sigo poniendome un par cada día para lucirlos todos.

¿Y tú? ¿Con qué objeto practicarías la rotación? ¿Cuántos días estuviste sin repetir?

ALiCaduLa

Preparando el nido

Escrito por MiniMamiS 19-09-2015 en Cosas. Comentarios (0)

El otro día mientras tomaba un café, una chica embarazada por segunda vez, comentaba la de cosas que tenía acumuladas y lo poco que las iba a aprovechar (por supuesto, con cierto tono de fastidio). Y es que, aparte de que ahora espera un chico para febrero y su hija es nacida en verano, siempre se tienen cosas que nunca se llegan a usar.

Por lo que comentaba, y por mi propia experiencia, he llegado a dos conclusiones: adquirimos demasiadas cosas la primera vez, y la idea consoladora de que así lo tendrás para el siguiente no resulta práctica (ni realista, muchas veces). Así que para intentar minimizar los excesos previos al nacimiento del bebé, veamos algunas ideas.

La fase de organizar el nido es otro momento clave de las mamis y papis para intentar no excederse y ser lo más práctico posible, ya que hoy en día esta fase trata sobre todo de adquirir las cosas que necesitará el bebé...Aquí están las palabras clave: "adquirir", " cosas" y "necesitar"... Y es que el mundo de la puericultura es infinito.. ¡la de cosas que pueden llegar a tener! y que, por supuesto, necesitas..o eso parece al principio.

Si eres primeriza puedes llegar a salir bastante estresada.. parece que no tendrás tiempo para conocerlo todo, conseguirlo y entender cómo usarlo... Tú has pensado en tres o cuatro cosas básicas y muy obvias (el carro, la silla del coche, la cuna...) y alguien te dice: "bueno, pero necesitarás una minicuna" ¿una qué? "bueno, el moisés"  ¿¿el qué??... y así una detrás de otra.

Si es el segundo tampoco te librarás de nuevas decisiones porque, como decíamos al principio, una gran mayoría de las cosas no las podrás reutilizar: o bien las está usando aún el primero, o nacen en una época muy diferente del año, o es de sexo diferente, o son cosas que ya no usaste  la primera vez.

Por supuesto la elección dependerá de la crianza que se quiera hacer: si no se le va a dar el pecho, no se necesitará un sacaleches; si a los papis y mamis les gusta el porteo, tendrán hasta dos mochilas y otros sólo funcionarán con el carro.. También hay que tener en cuenta que a todos los bebés no les funcionarán igual de bien todos los artilugios, algunos dormirán muy bien en la minicuna (hasta que casi no caben..) y otros practicarán el colecho y, algún día, pasarán a la cuna directamente..

La idea es que no hace falta tener de todo, porque sencillamente todo no lo vas a necesitar... En muchos casos tendrás que fiarte de tu instinto a la hora de adquirir un objeto (o determinado modelo de objeto) y si acabas con algo que no utilizas o que no le gusta al bebé, tampoco hay que empeñarse. Se regala o se presta y a otra cosa. Lo importante es que cumpla su función aunque sea a otra persona, ¡y que libere tu espacio!

Ideas para primerizas

- Elabora una lista con las cosas que crees que necesitarás. Puedes informarte o preguntar a una amiga, que además puede aconsejarte sobre lo que es prescindible o no (al menos según su experiencia), pero intenta no ir a una tienda a dejarte aconsejar sin una idea previa, porque hay tantos artículos que saldrás abrumada con tanta posibilidad. Y que exista un artículo no significa que lo vayas a necesitar.

- Adquiere lo que vayas a necesitar al principio para el recién nacido y no te adelantes mucho metiendo objetos en casa si no los podrá usar hasta los 6 meses. Por ejemplo, si quieres una silla para el baño puede esperar, porque hasta que no se mantenga sentado no podrá usarla. Quizás cuando llegue el momento veas que no te hace falta.

- Lo mismo vale para la ropa. Irás de compras y verás cosas monísimas que te darán ganas de llevarte ya, pero piensa que es uno de los artículos que más te van a regalar, mejor esperar y comprar de momento bodys y cosas básicas de recién nacido. Tampoco sabes cómo va a crecer tu peque..cuando por fin llegue el frío (o calor) puede que ese vestido o chaqueta tan mona no le quepa...

- Una de las causas de acumular un montón de artículos son los regalos: la familia y amigos quieren regalarte algo y no saben qué. Al final vamos añadiendo cosas para que puedan regalarte algo, pero piensa que si tú no habías pensado comprarlo, tampoco hace falta que te llegue por otra vía. Sé sincera cuando te pregunten qué necesitas y si es "nada", pues nada. Pueden esperar a más adelante (si necesitas algo de verdad) o hacer un bote entre amigos y ya lo administraréis cuando llegue el momento. O idealmente, celebrar el nacimiento con otros regalos que no sean 'cosas'.

- Por supuesto, si determinado artículo te lo pueden prestar, esta debería ser la primera opción. Le das una segunda vida y luego lo sacas de tu casa, recuperando el espacio.

- Piensa en la versión más funcional de cada artículo. Por ejemplo, en vez de tener una bañera-cambiador que ocupa bastante espacio y sólo le servirá un tiempo, puedes montar el cambiador sobre una cómoda u otro mueble en su habitación. Lo tienes todo a mano en los cajones (pañales, toallitas, ropa..) y después el mueble lo seguirás usando.

- Ten en cuenta el espacio disponible. En mi caso no era posible meter una bañera-cambiador porque sólo hay un baño y no es muy grande. La solución cómoda-cambiador nos ha ido perfecta.

Si es el segundo..

- Como ya has aprendido del primero (espero..) y realmente tendrás cosas que puedes utilizar (también lo espero..), no tendrás que adquirir muchas más. Lo que vayas a necesitar intenta, ahora sí, que sea prestado o de segunda mano. Ya habrás visto que muchas cosas de las tuyas están nuevas, así que al resto de las MiniMamiS les ocurre lo mismo.

- Quizás, más que adquirir, sea el momento de desechar y volver a hacer espacio para lo que viene. Repasa lo que tienes y selecciona: lo que no necesites (si está en mal estado, no fue útil la primera vez, etc) tíralo, regálalo o préstalo.

- Con la ropa y juguetes sé especialmente crítica. Aunque por época y sexo del bebé la puedas aprovechar, revisa bien su estado o si es de tu estilo, porque si no te convencía antes, tampoco se la pondrás al siguiente. Además ya habrás visto que no hace falta tener 10 pares de zapatitos, quédate con lo necesario, y que sea lo que más te guste. Y tampoco hace falta tener 5 juegos de cubos apilables o 10 peluches...quédate con un par y el resto dónalos (si consigues convencer al mayor, claro). Piensa que ahora se juntarán sus juguetes con los del hermano, y todo tiene un límite (de espacio sobre todo).

Mi experiencia personal

En mi caso también entraron en casa cosas que casi no usé (o no usamos en absoluto). Aún así creó que no nos hemos excedido mucho, más que nada porque nuestro espacio es limitado y nuestra peque sólo tiene un año...aún no se le han acumulado tropecientos regalos de cumpleaños o navidad..Supongo que todo llegará, pero espero aplicar una visión minimalista para simplificar todo eso.

- Mis imprescindibles: carro, cuna, silla de coche (de hecho, hay dos..una en cada coche), vigilabebés (prestado), bañera plegable (prestada), cambiador (colocado encima de la cómoda), cuna de viaje (comprada de segunda mano, para tenerla en casa de los abuelos y así cuando no estás, la pliegan y no molesta), bañerita hinchable (porque en casa de los abuelos hay plato de ducha..)

- Cosas prescindibles: silla de baño, hamaquita, mochila porta-bebés, dique para la bañera (para no gastar tanta agua..pero en cuanto el bebé se mueve ya un poco y se apoya, se suelta..tampoco es tan grande nuestra bañera)

- Cosas que no usé (aunque parezca mentira..): minicuna (menos mal que fue prestada), vajilla de plástico (plato y cubiertos...come en platos o cuencos normales), trona portátil (si vas de paseo puede comer en el carro, y en los restaurantes tienen tronas), chupetes (tenía media docena, todos regalados..pero ella no usó...), cojín para mantenerlo de lado al dormir (poníamos una toalla enrollada...y además con dos meses se daba la vuelta y dormía boca abajo), esterilizador (hirviendo las tetinas y demás el efecto es igual)... y seguro que me dejo alguna cosa..

Otros objetos que se suelen acumular...

Cosas como ropa, juguetes, arrullos, biberones, dosificadores para biberon, cadenitas de chupetes... se suelen tener por triplicado. Lo importante es detectar cuando dejan de usarse para no acumularlos demasiado tiempo en casa. Así que cuando ya no juegue con algún juguete, no lo tapes con el arrullo o no le quepa la ropa, saca esas cosas de casa.

Y no lo guardes para el siguiente, que ya sabes lo que pasa ;)

Y tú, ¿estás embarazada? ¿es la primera vez? ¿has aprovechado cosas de amigas o todo es nuevo?...feliz lista del bebé!!

Referencias:

Te puede interesar: http://minimamis.blogspot.es/1440752001/embarazo-un-buen-momento-para-empezar-a-simplificar/

Algunas páginas y tiendas de segunda mano:

www.creciclando.org

www.mimamarecicla.com

www.percentil.com