Duplicados: pros y contras

Escrito por MiniMamiS 06-01-2017 en Minimalismo. Comentarios (0)


Los objetos duplicados son aquellos que tenemos repetidos más de una vez con intención de facilitarnos el día a día (tenerlos a mano cuando se necesitan) pero que tienen su reverso oscuro, ya que hacen aumentar la cantidad de cosas que almacenas en casa sin darnos mucha cuenta, así que vale la pena controlarlos para sacarles todo el partido posible (ya que tienen sus ventajas) sin dejar que se conviertan en trastos inútiles.

Los más comunes

Algunos ejemplos de objetos duplicados en casa serían:

Bolígrafos: en distintos cajones, botes para lápices, estuche, el bolso..

Muestras de productos de aseo: se suelen guardar en el neceser para cuando viajas, en el otro baño si hay más de uno en casa, en el bolso...

Revistas en el baño 

Mecheros o cerillas: originalmente para la cocina, pero se suelen repartir en los cajones de distintos muebles (sobretodo si te gustan las velas o el incienso) y en el bolso si fumas.

'Gadgets' tecnológicos: lápices de memoria que no se sabe ni qué contienen, cargadores de móvil (u otros), enchufados en varios sitios (no vaya a ser que del salón al baño se me apague..)

Algunas razones para vigilar los duplicados

- Parece que no tienes tantos porque muchos de los duplicados son de cosas pequeñas (bolígrafos, mecheros, muestras de aseo...) pero en estos casos sueles tener muchas réplicas (no sólo dos bolis..sino un par en cada sitio posible)

- Se da una curiosa paradoja: cuando tienes sólo un objeto de lo que sea, lo tienes bien localizado y lo encuentras siempre. Pero cuando tienes más de uno, se traspapelan con mucha más facilidad y a la hora de la verdad, no lo encuentras o no funciona. Así que no siempre son útiles o te ahorran tiempo.

- Como no están guardados en el mismo sitio, dejas de controlar la cantidad que tienes y, ante la duda de si hay o no, adquieres otro.

Cuando sí y cuando no

En algunas ocasiones, podemos sacar provecho de ellos, pero hay algunos objetos que hay que vigilar de cerca:

- Casa familiar: Si tus padres no viven en tu ciudad, pero están relativamente cerca, y vas frecuentemente a pasar el fin de semana, puedes dejar en su casa algunos objetos para ahorrarte bultos en la maleta (siempre que no invadas excesivamente su espacio, claro). Este es mi caso y yo, por ejemplo, tengo allí un pijama y un cepillo de dientes. Puedes dejar algun kit básico de aseo con alguna cosa más (limpiadora de cara, desodorante..). Se pueden dejar cosas útiles también para tu bebé: nosotros tenemos allí algunos juguetes (para no tener que cargar con toda la colección..así es como si los redescubriera) y hemos dejado alguna vez  pañales y toallitas (aunque hay que vigilar al principio los cambios de talla para no quedarte con medio paquete inútil).

Allí además usamos una cuna de viaje (y por lo tanto hay juegos de sábanas y demás) y una trona plegable para las sillas del comedor (que se queda allí también).

- El trabajo: si en el trabajo tienes un espacio personal (tu mesa, una taquilla, un estante o casillero..) hay algunos objetos que la gente suele tener: un cargador del móvil, un vaso, capsulas para café (si hay máquina disponible), cosas de comer (cuidado con eso..), un neceser (ya hablaremos de las muestras..)

- Muestras de cosméticos: si viajas mucho, las muestras de productos cosméticos tienen su punto. Pero este es uno de los artículos más traicioneros...son pequeños, se acumulan fácilmente y les pierdes la pista más rápidamente aún...cuando los rescatas, ya se han pasado.. Y es que las muestras tienen muy poca vida útil (menos que el mismo producto en su formato grande) así que mis recomendaciónes son:

- Acepta sólo las de productos que de verdad quieras probar: si ya eres fiel a una colonia, no aceptes otra (no te la pondrás..), o acepta cremas adecuadas a tu piel.

-Úsalas en cuanto llegues a casa: no esperes a viajar ya que puede que no tengas bastante producto con el de la muestra para todos los días del viaje (o te sobre y esté en un formato que lo tengas que tirar..qué desperdicio!). Además puede que hasta que viajes pase tiempo y se haya caducado.

-Objetos tecnológicos: los cargadores de móviles y tablets están empezando a ser una invasión, porque con cada aparatejo hay uno y normalmente ya son universales (uno te vale para varios aparataos).. Esperemos que pronto pongan la opción de adquirir un aparato sin cargador si ya le sirve uno que tengas, mientras tanto no los dejes todos ocupando enchufes como si fueran culebras.. Quédate uno o dos por si cargas dos cosas al mismo tiempo, y el resto los guardas juntos.

- En casa: la norma para tu casa sería la de no tener duplicados, sobretodo si vives en un piso tamaño medio de un solo nivel (si tienes un dúplex o casa con varias plantas sí que es más práctico tener algunos objetos más a mano, o por ejemplo los dos baños equipados al completo). Algunos objetos que viene bien tener doble en casa (pero sólo doble!! no múltiple) son: 

- algunos utensilios de cocina (tijeras, espumaderas..) Así cuando se ensucia uno, aún tienes el otro limpio.

- las tijeritas del bebé: una en el baño y otra en su cambiador..a veces no sabes cuando va a ser el mejor momento. Esto vale para otras cosas de su aseo (la pera nasal, bastoncillos de las orejas..)

- Otros objetos del bebé: muchas cosas de tu peque tienen permiso de duplicarse porque siempre viene bien tener en casa y en la bolsa del carro: toallitas, pañales, cleenex, botellita de agua...

- Bolígrafos: pero con cuidado de no tener uno en cada cajón..Yo tengo uno en la cocina y otro en mi habitación, porque luego tengo mi estuche del trabajo y ya voy servida.

Como consejo final, dos cosas (sólo dos, jeje):

- Evita duplicar objetos que atraigan más duplicados (botes para lápices, neceseres..) porque tenderás a llenarlos.

- Si has hecho limpieza y efectivamente tienes muchos objetos de un tipo multiplicados, júntalos todos en el mismo sitio y con intención de ir reponiendo, no de usarlos todos al mismo tiempo.

¿Y tú qué duplicados te has encontrado?

ALiCaduLa