Minimalismo y bebés: ¿un obstáculo o una oportunidad?

Escrito por MiniMamiS 26-08-2015 en Inicio. Comentarios (0)

Una vida sencilla ¿es siempre posible?

Minimalízate..

El minimalismo está de moda. Al menos hablar o leer sobre ello, otra cosa es aplicarlo...pero si lo conocéis, ya sabéis que invita a adquirir una manera de vivir sencilla, dedicándose a lo que de verdad te importa, sin estrés, con más tiempo para realizar tus proyectos....una maravilla, vamos.

Para quien no lo conozca, el minimalismo es una manera de vivir en la que se elimina lo superfluo (sean cosas materiales, compromisos, actividades 'robatiempos'...) para poder dedicarse a lo que de verdad importa.

Por supuesto es un camino muy personal, ya que lo que de verdad le importa a cada uno puede ser muy diferente, pero, en esencia, se trata de encontrar tu "punto mínimo" como me gusta llamarlo a mí: tu vida con las cosas que de verdad quieres mantener, los proyectos a los que te quieres dedicar, la gente con la que de verdad quieres tratar...y tiempo para disfrutar de todo ello.

En este camino hay que saber adaptarse, porque la vida cambia casi de un día para otro y ahí es donde se ponen a prueba tus buenas intenciones minimalistas, para seguir con ese rumbo a pesar de los pesares (o de las novedades...)

Yo lo descubrí hará medio año y me fascinó desde el principio. Además soy muy organizada y creía que llevaba una bastante sencilla ya (no soy directora general de ninguna multinacional con reuniones mil, ni tengo todos los fines de semana con fiestas y compromisos a los que acudir...), así que pensé que sería sencillo incorporar algunos buenos hábitos minimalistas, organizar mi espacio deshaciéndome de unas cuantas cosas, de rebote ganaría tiempo para dedicarme a mis cosas...y a vivir! A vivir sin estrés, por supuesto.

Hay cambios...y cambios

 He leído mucho sobre el tema y es cierto que he hecho algún avance, sin embargo o me costaba el triple o, sencillamente, en algunas cosas no había manera...algo pasaba. 

Y es que para cumplir algunos "principios" (como instaurar hábitos, realizar proyectos, deshacerte de las cosas que no necesitas, cumplir retos como 'si entra uno, sale uno...) y llevar una vida sencilla en general, necesitas tiempo y algo de organización...

Y resulta que yo tengo el mayor robatiempos de todos...un bebé.. Robatiempos, robacalma y todo lo demás...lo contrario a una vida sencilla y sin estrés

Todo lo que leía sobre minimalismo estaba enfocado individualmente, bien porque los autores no tienen hijos o porque ya los tienen muy bien integrados en sus rutinas. Así que se dan estrategias para eliminar 'robatiempos' tipo las redes sociales, acostarse tarde viendo la tele y no poder madrugar.... Cosas que, en principio, son más fáciles de controlar que un bebé (puedo desconectar o silenciar mi móvil, pero no a mi bebé...a veces estaría genial, eh? mamis?)

Así que mi inquietud era esa, yo no había incluído a mi peque en todo esto y ¿qué pasa con el estilo mínimo cuando tienes (o vas a tener) un bebé? Mantener un horario donde instaurar un hábito ya no es tan sencillo...ni todo lo demás tampoco..

Quieres levantarte más temprano para realizar unos estiramientos, por ejemplo (se puede incluir algo del estilo, como hacer yoga, meditar...algo muy zen) y tu bebé se ha despertado cada dos horas (en algunos casos, siendo generosos)

Quieres cumplir lo de 'entra uno-sale uno' para mantener un número de cosas que no te coman el espacio...y con todo lo que necesita el bebé, si sacas una cosa por cada una suya te quedas con lo puesto.

Quieres probar el reto del Proyecto333 y te preguntas ¿qué hay de la ropa del bebé? ¿Se podría hacer también? ¿es imposible tener sólo 33 prendas porque se manchan mucho? ¿o quizás resulta que usan menos porque crecen cosa mala?

En fin, que tú quieres simplificar tu espacio, tus cosas, y tu vida en general y ahí está el GRAN cambio...todos los buenos propósitos peligran. Ya sabéis de lo que hablo, ya no tendrás tanto tiempo para ti y tus circunstancias...¡cómo para andar experimentando con estas cosas! Todo un contratiempo...minimalísticamente hablando, claro.

¿Un contratiempo o una oportunidad?

Y sin embargo, es cuando más se necesita simplificar, es como que te lo pide el cuerpo.. Querrás intentar tener algo de tiempo para ti, no tener la casa como una leonera y seguir con tus otros proyectos y sueños, y además el minimalismo parece un buen estilo de vida para que tus hijos crezcan con él, así que para los papimami -presentes o futuros- que les interese el tema pero que, como yo, hayan echado de menos un enfoque para ellos, he creado este blog a partir de mi experiencia.

Para los que creáis que es posible una vida sencilla a pesar de estar un poco patas arriba con la llegada de su bebé. Porque es mejor ser MiniMami que súpermami.

Será divertido, casi-casi como la maternidad ;)

Si queréis tratar algún tema en concreto relacionado con todo este lío, no dudéis en escribir. Nos leemos pronto.

ALiCaduLa