MiniMamiS

Ideas y reflexiones para mamis minimalistas

Por una vida con bebé pero sin estrés

Cocina: último asalto

Escrito por MiniMamiS 26-02-2018 en Retos y experimentos. Comentarios (0)

Día 3: Armarios y cocina

El objetivo del tercer día es organizar otros armarios que no sean de comida (ollas, menaje etc..). Tengo un amigo que siempre decía que lo bueno de las cocinas es que las cosas siempre están en los mismos sitios (si te pones a cocinar en casa ajena lo sueles encontrar todo). Veamos si es verdad, y si se puede mejorar.

Ideas clave

- La idea más importante quizás sea que las encimeras deben estar despejadas: fuera todos los típicos pequeños electrodomésticos, a no ser que realmente los uses cada día.. He conseguido aplicar esta idea al menos en la mitad de la superficie de la cocina. Al principio de vivir aquí sí que había una Nespresso, la licuadora, el frutero etc..lo que solemos tener, pero hemos desterrado todos los pequeños cachivaches porque realmente no los usábamos. La zona de la encimera dónde están los fuegos sí que tiene alguna cosa: aceite, sal y condimentos que usamos habitualmente y la tabla de madera que la tenemos fija al lado del fregadero.

Armarios

Para distribuir los armarios primero hay que sacarlo todo y hacer lo que en el reto se denomina un "sin piedad" (yo lo llamo un "sin-dudar" ;) que es hacer una buena criba y desechar efectivamente todo lo que no uses o esté en mal estado. Con lo que quede hay que hacer secciones, como con todo en este reto. En mi caso tenemos tres armarios superiores para menaje y demás cacharrería: uno con platos y vasos, otro con cosas para el desayuno( tazas, cafeteras, platos pequeños..), otro para los tuppers casi exclusivamente como recomienda el reto, aunque aquí hay una zona donde tenemos pequeños electrodomésticos como la batidora, una sandwichera, el molde de silicona para hacer papillote y frascos de cristal vacíos que me sirven para guardar alimentos.

Y en los dos armarios de abajo que quedan hay ollas y coladores grandes, sartenes y otro con una batidora tipo bullet y sus accesorios, una olla mas grande y la olla express (que debería plantearme tirarla porque no la uso nunca..)

También tenemos 4 cajones: en el primero están los cubiertos, abridores y pinzas para cerrar bolsas; en el segundo están los cucharones de madera y de metal (yo no los tengo fuera en un bote). Puse tres bandejitas para distribuirlos bien cómo se recomienda en los armarios y en la nevera. En este cajón también está el salvamanteles, el rallador y un colador pequeño. En el tercer cajón tengo los paños y una báscula de cocina y el último están los manteles y las servilletas.

Otros objetos a revisar

- Los tuppers se recomienda que sean todos iguales, de la misma familia o marca y forma (mejor cuadrados) y del mismo tamaño. La ventaja de esto es que los puedes guardar unos metidos dentro de otros y, como las tapas servirán para todos, no te volverás loca después buscando la tapa adecuada. Que sean del mismo tamaño no debe agobiarte: es mejor adaptar la comida al tamaño del tupper y no al revés. Como bien dice en el reto nadie dijo que no se pueda repartir una buena ración entre diferentes tuppers o meter menos ración de la que cabe y que sobre tupper.

En mi caso hay cosas que cumplo y otras no...Reconozco que tengo tuppers de diferentes formas y tamaños porque, como suele pasar vamos sumando: los tuyos, los que ya había en casa de tu novio al venir a vivir aquí, otros que compras después.. y, la verdad, me dolía mucho más tirar los que tengo en buen estado y comprarlos todos iguales (me suena poco sostenible...). Pero lo que sí cumplimos es que no tenemos una invasión y he aquí una ventaja del minimalismo: si tienes un número adecuado puedes permitirte tener de diferentes tipos porque te caben.

Otra cosa que hago diferente es que los guardo tapados, con su tapa correspondiente (así no pierdo la tapa que toca) y apilados uno encima de otro. Está claro que así ocupan más, pero lo que decía antes: me caben.

 Ah, y he de confesar que tengo tres redondos, jeje ;)

- Ojo con lo que ella llama "Los horrores de la cocina":  objetos que suponen sin darte cuenta una invasión importante.. Uno de ellos son las tazas: es verdad que solemos tener un montón porque es un regalo muy socorrido y además cada una es diferente, lo cual puede producir mucho 'ruido visual'. En el reto sale muchas veces es te concepto: hay que intentar que las cosas que se ven sean de la misma gama e iguales (por ejemplo del mismo color) para evitar el ruido visual. Recomienda dos tazas por persona de la familia y todas iguales. En mi caso nos pasamos de tazas y es verdad que cada una es de un tipo. Me encantaría algún día tenerlas todas iguales, pero me pasa un poco como con los tuppers: si están en buen estado eso de tirarlas a pelo no lo veo necesario. Si consigo que alguien las quiera (o se van rompiendo, que no es el caso de momento..) pues a lo mejor me lo plantearía. Al menos están dentro de un armario y no causan mucho ruido ;)

El otro objeto horroroso son las pajitas, quizás las has necesitado alguna vez para un cumpleaños o una cena de amigos pero las venden en bolsas de tropecientasmil y luego te sobra casi toda entera..ahí va rodando por la cocina. En mi caso aún no hemos tenido ese problema y, conociendo el daño medioambiental que hacen las pajitas, no voy a comprar nunca, pero es verdad que es un clásico en los cajones de los armarios. Hay que plantearles una salida que no sea tirarlas a la basura.. difícil solución (¡¡¡no compres pajitas!!!!).

Atención también a paños, manteles y servilletas hechos un asco. Todo un clásico no usar los nuevos "porque se mancharán"... Bueno, siendo inquilinos de la cocina ese es su destino..¡déjalos vivir!.. Ya ha salido este consejo con otros objetos pero recuerda: si compras el recambio, tira el viejo. En este caso no me da ninguna pena jubilar esos trapos con lamparones que por mucho que se laven, no dan impresión de estar limpios.

Con esto tenemos el primer espacio controlado. Próximamente el baño! Cuéntame si has hecho las paces con tu cocina o siguen invadiéndote los pequeños electrodomésticos ;)

AliCaduLa







Primer asalto: La Cocina

Escrito por MiniMamiS 22-02-2018 en Retos y experimentos. Comentarios (0)


Siguiendo con mi experiencia del reto "21 días para tener tu casa en orden" seguimos en la cocina. Tras ocuparse de los menús, los siguientes 3 días también tratan de este espacio. 

Día 2: la despensa y el frigo

El objetivo es colocar toda la comida para tenerla controlada, gastarla y que no caduque.

Ideas clave y mi experiencia

- Intentar no mezclar los espacios destinados a comida con los de menaje y cacharros. En mi caso ya  respetaba está norma. La única excepción es el armario para cosas del desayuno: tengo tazas y cafetera con productos como café y pan, pero el resto de los alimentos los tengo separados de las cacerolas.

- La comida se coloca preferentemente en los armarios más altos ya que coges más veces comida que, por ejemplo una olla, así que mejor a una altura que sea cómoda. Esto también se aplica para colocar la comida que cojas de manera más frecuente. También lo cumplimos en mi casa. Lo único que hemos dejado en un armario bajo son los cartones de leche y otras bebidas como cervezas 

- Se deben colocar los productos más viejos o abiertos en primer lugar y por detrás los más nuevos. Esto es una norma muy de control de stocks de almacén ;) 

- Colocar la comida en bandejas en vez de directamente sobre los estantes. Este es el consejo 10 sin duda: un gran descubrimiento! la nevera se mancha mucho menos porque si gotea algo va a caer sobre la bandeja que es mucho más fácil de sacar y de limpiar que un estante, y cuando buscas algún producto solo tienes que sacar la bandeja destinada a esa sección y cogerlo (muy útil por ejemplo en estantes superiores). Mejor todas del mismo color (yo las tengo blancas) y hay que tomar la precaución de medir los estantes de los armarios y de la nevera para optimizar el espacio.

- Hacer secciones para localizar rapidamente la comida. En mi caso en los armarios tengo conservas en lata, conservas en vidrio, pastas, infusiones y endulzantes, productos para postres (cacao en polvo, almendra molida, un bote con dátiles, aceite de coco etc..). Cada una de estas secciones las tengo en una bandeja. Después tengo los cereales en botes de cristal (ocupan un estante sin bandeja).

- La nevera:  En mi caso, en cada estante caben dos bandejas, aunque no las he puesto en todos. Mi distribución queda de la siguiente manera:

- en el estante superior tengo una bandeja con botes para usos esporádicos (tahini, miso, pasta de almendra etc..) y el otro lado del estante queda libre para poner algún recipiente con un cereal hervido o una ración de algún guiso para esos días.

- en el segundo estante empezando por arriba hay una bandeja para pan de molde (lo meto en la nevera) y otra para los embutidos.

- en el siguiente estante hay una bandeja para lácteos y el resto del estante queda libre y en el último antes de los cajones puse unas bandejas más estrechas y asi caben 3: en una están los quintos de cerveza (caben de pie), la otra tiene lechugas y la tercera es para tomates de untar y otras verduras.

 - A continuación vienen los cajones y aquí sí que vienen de perlas las bandejas, porque suelen ser para verduras y se manchan enseguida (y es un rollo limpiarlos). En el primero puse dos bandejas, una tiene los tomates y la otra otro tipo de verduras según temporada (zanahorias, calabacines, pepinos etc) y en el último cajón (el más frío) hay una bandeja estrecha para limones y otras frutas y en la otra mitad solemos tener alguna botella de vino o un espacio vacío para meter algo que queremos descongelar.

-La puerta de la nevera suele tener lo típico: en la parte de abajo los envases en brick que son más altos (leche, caldo..) y en los otros dos estantes de la puerta hay botes de salsas o mayonesa y conservas de vidrio. Arriba del todo está la huevera, que en el reto aconsejan desecharla porque solo caben 8 huevos y si los compras por docenas siempre hay cuatro rodando por ahí, pero en mi caso como los compramos de 6 en 6 sí que la uso.

- El congelador es tipo combi con tres cajones. En el reto se recomienda dedicar cada cajón a un tipo de alimento para distinguirlos fácilmente (una vez congelado todo parece pechuga de pollo ;). En mi caso también lo hacíamos ya: el primero es para la carne, el segundo para raciones que sobraron y están congeladas, el pan y una bolsa de hielo y el último es para el pescado. Además rotulamos los paquetes para tener claro lo que hay dentro.

Y hasta aquí la gestión de la comida. El próximo día en la cocina es para los armarios y su "cacharrería". Seguiremos informando!

Y tú? Tienes la comida bien localizada? Te quedas siempre sin un tipo de alimento y de otro tienes un armario lleno? Sacaste merluza del congelador y luego viste que era salmón? Todo tiene remedio :D

ALiCaduLa








  


Reto "21 dias para tener tu casa en orden": Mi experiencia

Escrito por MiniMamiS 20-02-2018 en Retos y experimentos. Comentarios (0)

Hace unos meses descubrí el blog "Orden y limpieza en casa" de Alicia Iglesias y me encantó. Hay consejos sobre organización (ya que ella es organizadora profesional) y una de las primeras cosas que sacó fue un reto (el del título: 21 días para tener tu casa en orden) y me he puesto a ello. Ya había hecho algunas cosas que recomienda en su blog, y otras que ya hacía yo, pero ahora me he puesto a hacerlo completo paso a paso. Desde aquí os contaré mi experiencia y las mejores ideas que a mí me han servido.

Me centraré en el espacio y los objetos, que es lo que he seguido bastante al pie de la letra (salvo algunas cosas, porque hay que adaptarse a tu realidad). Hay varios días dedicados a las rutinas de limpieza pero no profundizaré en ello porque lo hacemos algo diferente en mi casa, pero da muy buenos consejos, os invito a leer su blog.

De qué va el reto

El reto está dividido en 21 pasos, por eso lo de 21 días (aunque no es necesario hacer uno cada día..seguramente no podrás). Algunos días te dedicas a la misma estancia (cocina, el baño, las habitaciones..) así que en mi caso hice dos o tres cada semana, arreglando una estancia o dos por semana. Además de trabajar las cosas los objetos y las estancias, hace mucho hincapié en las rutinas para luego mantener ese orden y de hecho el primer paso ya es trabajarse una rutina, y es el que os voy a contar hoy.

Primer asalto: la cocina

Los cuatro primeros días tratan de la cocina, y el primero es : Menus mensuales y lista de la compra inversa.

El primer paso es dedicarte a planificar los menús para un mes. Es muy buena idea porque todo lo relacionado con la comida consume mucho tiempo libre. Puede que no estés todos los días clasificando tu ropa o moviendo muebles de una habitación, pero sí hay que comer cada día...Así que casi la mitad del tiempo libre que te queda es para cocinar, comprar, o pensar en que vas a comer. Al hacer un planning te sale automáticamente la compra y dejas de pensar cada día que hay que hacer de comer (ahorrándote también posibles compras de último momento para esa comida pensada en el último momento...)

También ajustas mejor el presupuesto: no caen tantas cosas que no estén en la lista, vas menos veces al super, dejas de tirar mucha comida (importante esta ventaja). Y yo añadiría que ahorras tiempo también porque al tener un planing no hace falta que estés cada día cocinando: un día que hagas uno de los menús puedes hacer de más y que te sirva para la siguiente vez (lo congelas etc..)

Hay que ponerse un día fijo al mes para hacer los menús (más bien al final del mes antes de que empiece el siguiente) y se hacen comidas y cenas de lunes a viernes, sin incluir los fines de semana (que siempre puede salir otro plan).

Para empezar a hacer los menús, primero hay que hacer un inventario de toda la comida que tengas (incluido el congelador). A eso se refiere la segunda parte del título: la lista de la compra inversa, porque tienes que hacer los menús con eso que ya tienes en casa y luego ya comprar algún ingrediente que te haga falta y las cosas que se vayan acabando.

Mi experiencia

Hacer el inventario es una gran idea.. no veas la de cosas que te salen repetidas, o algún ingrediente que compraste para un plato puntual y luego te ha sobrado un montón..Los primeros menús los planifiqué en base a lo que ya tenía en casa con intención de gastar todo lo que pudiera. Y es que me encontré con 7 tipos de cereales diferentes (arroz redondo, integral, basmati, quinoa, mijo, trigo sarraceno...), lo mismo con legumbres (lentejas pardas, lentejas rojas, garbanzos, azukis...), ingredientes para hacer algún postre pero que ya no repites más... Son efectos colaterales de hacer un curso de cocina ;)

Además del riesgo de que acaben caducando, está el espacio que esa comida está ocupando. No hace falta tener una despensa como para una familia de 6 si somos 3... Pasó bastante tiempo hasta que tuve que hacer realmente una buena compra, solo tuve que ir comprando cosas frescas como verduras y frutas.

Hacer los menús también es un gran plan. Ya lo hacía para mi hija o cuando yo tenía una semana que comía en el trabajo, pero es muy efectivo dar el paso para toda la semana. En mi caso los menús los hice para dos semanas y luego repetí, y los hice para mí porque yo no como carne pero mi pareja y mi hija sí, y hay dias que no comemos todos en casa. Así que pensé los menús para mí y los días que ellos se pueden acoplar pues comemos los tres. Por supuesto el día que hago una comida hago de más y así me sirve para otra vez.

Como se recomienda en el reto, se pueden guardar y sacarlos pasados unos meses, ya que tendrás que ir adaptándote a las estaciones y cambiándolos.

Y la típica duda de así comeré siempre lo mismo-vaya-rollo, pues eso pasa precisamente cuando no lo planeas, que acabas comiendo lo mismo por falta de tiempo para hacer otra cosa. Cuando te hagas los menús, los varías tanto como quieras. En mi caso, aunque tenía muchos ingredientes, realmente prefiero platos sencillos..no hace falta 5 tipos diferentes de legumbres si son garbanzos y lentejas lo que comemos. Prefiero el espacio que dejan en los armarios.

¿Y tú? ¿tienes pensadas las comidas o vives al día? Ya os seguiré contando los próximos pasos

Referencias:

El blog de Alicia Iglesias: www.ordenylimpiezaencasa.com









La Clave deL MiniMaLismo y la Sostenibilidad

Escrito por MiniMamiS 28-10-2017 en Minimalismo. Comentarios (0)

Hay algunos temas que, a los que nos gusta esto del minimalismo, nos interesan también y nos gustaría dedicarles nuestra atención e intentar llevarlos a cabo (al menos a mi me pasa), pero son tantas cosas que lo que suele pasar es que no sabes bien por donde empezar (ni cómo) y esto lleva a no hacer casi nada en ninguno de ellos..

En mi caso (y por lo que leo en blogs y libros sobre el tema) estos temas son la sostenibilidad, no acumular cosas y el ahorro.

Sostenibilidad

Cuando escribí los posts del "residuo cero del bebé" que trataban sobre cómo hacer más sostenibles algunas rutinas relacionadas con ellos, busqué información acerca del movimiento "Zero waste" que promueve un estilo de vida en el que no se genera ningún residuo.

En esta propuesta hay también varios niveles. Hay gente que ha conseguido vivir sin generar ningún residuo (son los que tardan en llenar con basurilla un frasco de cristal de menos de un litro más de un año..fascinante!) y otros se dedican primero a evitar "sólo" el plástico: "sólo" entre comillas porque ya me parece toda una hazaña! Para empezar está en todos los productos de uso cotidiano (si no, echa un ojo a todo lo que usas..) y lo más sinsentido es que se utiliza en cosas de usar y tirar, cuando es un material pensado para que dure (cientos de años..los primeros plásticos fabricados aún están en este planeta..el plástico es el cáncer del planeta). Así que centrarse 'sólo' en el plástico ya tiene un gran impacto (positivo) en la sostenibilidad y en la disminución de residuos.

El movimiento residuo-cero me encantó, lo reconozco: me gustaría llevarlo a cabo, aunque sea hasta un nivel que yo pueda gestionar. Creo que reducir todos los residuos hasta lo del frasco es muy complicado, aunque depende de la realidad de cada persona: de donde viva, si tiene acceso a tiendas a granel por ejemplo, o si vive sola y no tiene hijos.. aunque la máxima exponente de este movimiento es esposa y madre de dos hijos, así que supongo que todo es posible ;)..

Como todo la cuestión es empezar, y lo mejor es centrándose en una cosa cada vez. Se podría empezar por evitar los envases, o los productos de un solo uso (lleva tus bolsas para comprar, tu botella de agua, etc etc..). Cualquier inicio será positivo y yo me tracé mi hoja de ruta, me salieron tres bloques de acción: evitar desechables, evitar productos envasados y el tercero es 'la clave'...pero me di cuenta de que lo mejor era empezar por ella.

Ahorro

Este tema también suele ser recurrente en blogs y libros sobre minimalismo: sanear finanzas, librarse de las deudas, poder vivir con menos sueldo y así no depender tanto de un trabajo de muchas horas o que no te guste... En mi caso, este año particularmente me interesa porque estoy a media jornada, decidí tener un poco más de tiempo para mí y mi familia (aplicándome un poco estos consejos minimalistas) y, claro, cobro la mitad así que la clave es obvio que me ayudará.

Pocas cosas..

Este objetivo es normalmente uno de los principales del minimalismo y en todas las publicaciones aparece entre las primeras cosas que hay que hacer: deshacerse de las cosas que no se necesitan y no volver a acumular.

Tras mi limpieza vertiginosa de este verano (el reto "500 cosas menos") me da pereza pensar que poco a poco se puedan volver a acumular si no tengo ojo.. Y es que claro, vas a seguir comprando cosas, porque se necesitan (o quizás no..), o te las regalarán y cada día no podrás ponerte a hacer una criba como en el reto.. Así que pensé seriamente una rutina que me ayudara a prevenir esta 'amenaza' y ahí me salió la clave..

La Clave

Dentro de los diferentes enfoques que me planteé para abordar todas estas cosas, me di cuenta de que la estrategia común para tener éxito en todas ellas es dejar de comprar.

Piénsalo: si dejas de comprar cosas que no necesitas, obviamente no se te acumularán objetos otra vez, ahorrarás (aunque esto depende de en qué otras cosas te gastes el dinero) y disminuirás los residuos.

Ha habido gente que este último año o dos ya ha realizado esta iniciativa, por motivos diversos y con sus normas propias, así que no es tan descabellado. Al fin y al cabo, comprar realmente es un hábito o se hace como hobby para pasar el rato, y no sé si te has parado a pensar en los impactos que esto tiene (en el planeta y en tu vida) y en lo realmente necesarias que son la mayoría de esas compras. Ya te digo yo que nada: te explico como funciona la clave.

Me hice una especie de clave dicotómica de preguntas y respuestas tipo SI y NO, (la de la foto del post), de forma que cuando te plantees seriamente que quieres comprar algo, tiene que superar esta clave para realmente comprarlo.

La primera pregunta es si ya tienes otro objeto en casa igual (duplicado) o que cumpla la misma función. Si es así, pues no se debería comprar otro. Con esta pregunta todas las compras por impulso o capricho se descartan a la primera de cambio (las tardes de shopping se van..) porque serán cosas que ya tengas seguro: ropa, complementos, maquillaje, otra crema, otro libro..cada uno tiene su lista negra.

Si superamos esta pregunta y es verdad que no lo tienes en casa ni nada parecido, lo siguiente es plantearse si de verdad es necesario..de verdad-de-la-buena.. El resto de cosas tampoco superarán esta pregunta..y si no piénsalo: esa mascarilla para el pelo o crema facial, ese objeto de adorno, ese alimento de moda que quieres probar.. Aunque no había otro producto similar en casa, ¿son necesarios? pues no. En mi caso eran esas cosas que salieron de casa en el reto de verano una y otra vez..cosas que compras y realmente no utilizas por lo que sea: admítelo, no van contigo por mucho que te empeñes.

La siquiente cuestión, si llegamos, es si alguien te lo puede prestar o podrías fabricártelo tú (DIY, cosa que también está muy de moda). Así reduces el impacto de la fabricación del objeto nuevo, y cuando ya no se necesite se devuelve y no se te acumula a ti. Con las cosas de los niños se suele llegar hasta esta pregunta, porque es cierto que no se tiene nada al principio (si es el primero): cuna, carro, etc.. y la mejor opción es que te lo dejen.

Si no puede ser, la siguiente pregunta y opción es adquirirlo de segunda mano, así se alarga la vida útil de muchos productos que en el caso de los objetos para niños tienen poca, porque se utilizan poco tiempo y muchas veces están en perfecto estado. También es la mejor opción para ropa, sobre todo ropa para ocasiones especiales o muy puntuales que es muy posible que no tengas (y superan las primeras preguntas) tipo disfraces, ropa de gala para una boda, equipamiento deportivo para cosas como esquiar, etc..

Si llegaras a la última, que es comprarlo nuevo, hay que intentar que sea de marcas sostenibles (con materiales ecológicos, condiciones de trabajo dignas, etc..). Y si no hay manera..habría que plantearse seriamente no comprarlo (aunque ya te digo yo que, si aplicas sinceramente la clave, pocas veces llegarás a esta última).

Beneficios

¿Por qué creo que esta estrategia ayuda a que tengas éxito en todo lo demás? Veámoslo..

En el ahorro es obvio porque las compras por impulso se llevan mucho presupuesto, y las cosas de segunda mano suelen ser más baratas. Por supuesto uno puede plantearse la clave en otras actividades, no solo en cosas: '¿es necesario que todos los días desayune fuera de casa?' pues seguramente no..y ahorrarás más.

Que ayuda a tener menos cosas también es muy evidente, porque no comprarás nada hasta que se acabe el objeto original. Y aún así, si la aplicas bien, hay muchas cosas que no volverás a comprar porque se adquieren por hábito pero puede que tú no las necesites.. Por ejemplo yo ya no uso discos de algodón. Los usaba para ponerme el tónico pero se puede hacer con los dedos o un vaporizador, y como no me maquillo, los discos no se usan para nada más. Cuando se acabaron, no compré más y punto. Te lo puedes plantear con muchas cosas, pero los productos de aseo se llevan la palma porque realmente se necesitan 4 cosas..

¿Y el Zero waste? pues también, porque si empiezas por este paso reducirás los residuos un montón:

-Muchas cosas no las compraras, cumpliendo así los principios de rechazar y reducir que son pilares en este movimiento. 

-Si es un objeto que necesitas de verdad, tendrás que buscar la opción sostenible así que, para empezar, dejarás de comprar desechables y te pasarás a la opción reutilizable (servilletas de tela, tu botella de agua, bolsas de tela para comprar, la copa menstrual, discos de desmaquillar de tela..hay de todo). 

-Con la clave dejas de generar residuos que no ves (de la fabricación de cosas nuevas) y que ves y te llevas a tu casa (etiquetas, embalajes, envases, bolsas, tickets de compra..).

- Pocas cosas, mejor gestión: éxito asegurado. Si minimizas tus compras a lo básico (alimentos y productos de higiene y aseo) puedes centrarte en hacer estas compras más sostenibles: puedes buscar tiendas a granel, puedes ir sustituyendo cada producto por su versión sostenible (por ejemplo, hacerlo tú). Si sigues comprando de todo, tienes que vigilar demasiados frentes y al final no se hace. Es más factible cumplir tu objetivo si tienes que cambiar pocas cosas: compra lo que necesites de verdad y olvídate de gestionar todas las demás.

Conclusión

Aprovechando que esta semana ha sido el famoso black friday que anima a la compra desaforada con ofertones en todas las tiendas, y que ya cuenta desde hace años con una propuesta contraria  (el mes sin comprar nada nuevo), iremos un paso más allá con esta propuesta: utiliza la clave por tiempo ilimitado.

¿Serías capaz? ¿crees que ayudaría a obtener otros beneficios inesperados? Ya me cuentas y ya te contaré!

Más información:

Blogs relacionados:

http://vivirsinplastico.com/

http://ecoblognonoa.com/

http://unavidasimple.es/index.php/category/vida-eco/residuo-cero/

En inglés: 

http://www.trashisfortossers.com/ (blog de Lauren Singer)

https://zerowastehome.com/ (blog de Bea Johnson)

Vídeos y documentales:

Charla de Lauren Singer sobre cómo empezó su vida zero waste (subtitulada en español). Es genial la última frase ;) 

https://www.youtube.com/watch?v=H0Q4D_tOYxs

Charla de Bea Johnson sobre el estilo de vida Zero Waste (subtitulada también) Es genial en general:

 https://www.youtube.com/watch?v=CSUmo-40pqA

Documental "Adictos al plástico" : https://www.youtube.com/watch?v=DKVv9HyobTw

Documental "Océanos de plástico": https://www.youtube.com/watch?v=_UGY3gKhxD0

Documental "El misterio del plástico desaparecido": https://www.youtube.com/watch?v=G8bQVJFxqR8



Ventajas de un Armario MinimaLista para tu Peque

Escrito por MiniMamiS 13-10-2017 en Minimalismo. Comentarios (0)

Ya sabéis que me gusta tender al estilo minimalista en todo lo que se pueda y el vestuario es una de esas cosas que primero "sufren" sus consecuencias. La ropa de tu bebé (o no tan bebé) también debería y hoy voy a descubriros el lado bueno-buenísimo de limitar el número de prendas para ellos, sobre todo con la vuelta al cole, aunque a priori parezca que te quedarás sin ropa en dos días (típico miedo de madres..)

En mi caso, mi hija tiene 3 años ya y este año ha empezado el cole. Entre la edad y las circunstancias he descubierto ventajas añadidas a tener lo necesario y poco más.

- Mi ventaja más obvia, ya desde hace tiempo, es que con menos ropa puedo tenerla toda en el mismo espacio (en mi caso una cómoda de Ikea) y a la hora de vestirla o de guardar la ropa, está todo localizado. Antes también tenía cosas en otro armario y como no las veía, muchas veces se me olvidaba y esa ropa se la ponía mucho menos.

- También permite controlar mejor el "stock" y detectar antes si le hace falta alguna prenda.

- Es más fácil pensar conjuntos o combinaciones si hay menos prendas, así se puede incluso organizar lo que se va a poner cada día (al menos entre semana) y menos tiempo se pierde de buena mañana

- Se minimizan también las discusiones entre lo que tú quieres (o debes) ponerle y lo que ella quiere. En los adultos, la variedad bloquea la capacidad de decisión: tienes un montón de cosas y te sale el típico "no tengo nada que ponerme"... En los niños pasa igual, pero se traduce en que te va a decir que "no" a todo lo que saques para ponerle.. Con la presión de tener que llegar a tiempo al cole y demás, no es muy buen plan..Si homogeinizas el tipo de ropa y tienes un número de prendas justo y necesario, no aparecerá este problema. Si has pensado la ropa de cada día con antelación, también ayuda porque ellos ya sabrán que toca ponerse eso.

-Ten ropa que de verdad te encante, porque si hay alguna cosa feísima..¡seguro que será lo que se quiere poner! (¿y qué sentido tiene guardar algo que no te gusta?) También es mejor si toda combina entre ella, igual que se recomienda para los adultos: así si por ejemplo, una camiseta está sucia, le pones otra sin tener que cambiar todo el conjunto. 

- Ten poquísima ropa de ocasiones especiales...o directamente ninguna..espera a que llegue esa ocasión: si la tienes con mucha antelación, puede que ya no le quepa. Piensa en como es realmente el día a día: en mi caso dos días tiene que ponerse el chándal para el cole, los otros 3 tiene que llevar ropa que favorezca su autonomía: nada de petos, tirantes, cinturones y cosas difíciles de poner (ya sabes, están en proceso de ir solos al baño y demás..) y las zapatillas mejor de belcro. Me queda solo el fin de semana sin "restricciones"..poco más del 25% de la semana: pues lo ideal sería tener solo ese porcentaje de ropa un poco diferente, porque casi no se va a utilizar.

- Efectivamente, el cole limita bastante y es como ir a un circuito de entrenamiento: salen de allí con tierra y arena hasta en los rincones más difíciles, y la ropa hecha polvo, claro. Entre eso y las instrucciones propias de las tutoras (lo de la ropa cómoda y demás), no me veo poniéndole vestidos y leotardos este curso... Si en tu caso tus hijos acuden a un cole que utiliza uniforme, más motivos para minimizar su armario.

Así que ya sabes: el 80% de la ropa que sea adecuada para su día a día y para otro tipo de ropa reserva solo un 20% (en mi caso un vestido o dos y leotardos, un par de zapatos diferentes del belcro y poco más..). A partir de aquí estoy en proceso de hacerle lo que ahora se llama "armario cápsula", y también para mí ;) ya os contaré!

¿Y tú? ¿ya tienes el armario minimalizarse y práctico para su día a día? ¿o tienes un montón de cosas que no ves momento de ponérselas? ¿se te ocurren más ventajas? Ya me contarás!

Feliz vuelta al cole!

AliCaduLa