MiniMamiS

Qué hacer con tus "trastos": pros y contras

Cuando decidas lanzarte a despejar tu espacio, te encontrarás con objetos que todavía tienen mucha vida útil aunque a ti ya no te sirvan. Hay varias opciones para recolocarlos, las cuales hemos ido nombrando en algunos post. Aquí vamos a explicarlas con algo más de detalle, con sus ventajas e inconvenientes (según mi experiencia). Los artículos de bebés ya veréis que se pueden adaptar a cualquiera de las opciones, porque suelen estar en buen estado cuando a ti ya no te valen, así que puedes incluso intentar sacar un dinerito con ellos. En otras ocasiones, por tus circunstancias o el tipo de objeto, la donación será la mejor opción. Vamos a ir viendo posibilidades.

Donar, prestar o regalar.

Casi todos los objetos son susceptibles de entrar en esta categoría, siempre habrá alguien que aproveche lo que a ti ya no te sirve. Aquí se incluiría regalar o prestar ropa y objetos de tus peques a alguna amiga que vaya a tener un bebé, dejar la ropa que ya no quieres en los contenedores dedicados a ese fin, llevarla a cáritas o alguna ONG o subir objetos que ya no quieras a páginas de internet como nolotiro.org, donde se regalan los artículos (sólo hay que ir a buscarlos)

Ventajas: sobre todo es la rapidez en sacar esas cosas de tu casa (excepto si las ofreces por internet, que mientras tanto seguirán contigo..pero si es en plan 'loregalo' suele ser rápido). Además sabes que se reutilizarán y el receptor no tendrá que adquirir un artículo nuevo para el mismo fin (importante para ayudar a la sostenibilidad).

Inconvenientes: no se me ocurre ninguno importante, sólo el hecho de que con determinados artículos que están nuevos sin estrenar (que los tendrás) o que supusieron una gran inversión (como el carro del bebé y demás) te hayas gastado un dinero que no vas a recuperar (a veces, eso duele..). Para estos tenemos más opciones.

Vender

Con los artículos que sean prácticamente nuevos o estén en muy buen estado, puedes intentar revenderlos, aunque hay que ser consciente de que el beneficio que saques será secundario (a veces será simbólico...) pero no te agobies, no esperes grandes fortunas porque si no, no te lo sacarás de encima (y recuerda que ese es el objetivo). Para vender hay varias opciones:

- Internet es lo más utilizado. Existen varias páginas donde puedes subir los objetos y ponerlos a la venta. El principal inconveniente es que mientras los recolocas, seguirán en tu casa...  realmente llega a ser un proceso lento. Algunas páginas que conozco son:

Chicfy: para tu ropa y complementos. Es una página muy de blogueras fashion (nada de bebés..) pero si tienes ropa y complementos que ya pertenecen a otra época (como un bolsito taan mono pero taan pequeño que siendo mami es inútil para ti..), allí tiene salida.

Ventajas: tú marcas el precio, y subir los objetos a la página es tan fácil como hacerle un par de fotos con el móvil. Mientras esperas que un artículo se venda puedes seguir usándolo (aún a riesgo de que ya no esté impecable cuando te lo compren...trátalo bien).

Inconvenientes: mientras esperas que se vendan, las cosas seguirán en tu casa, y cuando te compren algo tienes que preparar el paquete y llevarlo a correos (el envío es gratis, eso sí), así que hay que hacer una pequeña inversión de tiempo y espacio. Además, la página se queda una comisión del 20% (aunque el dinero hemos quedado que no nos importa..:)

Modavoladora: parecida a chicfy pero además de vender, está la opción de intercambiar y regalar, así que si tienes prisa y has decidido que no te importa regalarlo, es la opción más parecida a montar un mercadillo.

Ventajas: los objetos llegarán a personas fuera de tu círculo inmediato, lo que aumenta las posibilidades de recolocarlos. Si optas por regalar seguro que los sacas pronto. Si optas por vender la página no se lleva comisión.

Inconvenientes: el modo de pago y envío lo acuerdan el comprador y vendedor (o donante y receptor), así que hay que invertir un poco de tiempo en este proceso (contactar, quedar o hacer el envío...etc)

Creciclando: para las cosas de tu bebé, pero no se venden por dinero, sino que funciona por puntos: a cada objeto o prenda le asignan unos puntos y si los 'vendes' acumulas esos puntos para adquirir objetos de esta página.

La ventaja es que se promueve un sistema de intercambio, en lugar de compra-venta, y tus cosas siguen teniendo vida útil.

Los inconvenientes, como siempre si utilizas internet para esto, es que despejar tu espacio no será inmediato y hay que preparar el paquete (y en este caso puede ser toda una odisea porque hay objetos de bebé que son grandes e irregulares..). Además, al ser por puntos sólo puedes 'gastarlos' en su página.

Percentil: es una página donde se vende ropa, incluida la de bebé e infantil que le ha enviado la gente particular, como tú o yo.. Mandas la ropa que tengas en una bolsa especial (que la solicitas en su web y te la mandan a casa) y ellos hacen una selección-valoración de las mismas. Lo que no quieran lo donan a una ONG o te lo devuelven (eso lo eliges tú, aunque si quieres que te lo devuelvan has de pagar el envío) y te mandan el dinero por lo que se queden (si estás de acuerdo) que puede quedarse acumulado en tu cuenta de percentil para gastar allí, o hacerte un ingreso.  Es una buena opción para la ropa que se te queda nueva o incluso con etiqueta!..esa te la aceptan seguro... 

Ventajas: en este caso, aunque sea mediante internet, sacar los artículos de casa es bastante inmediato, porque es rellenar la bolsa y enviarla.

Inconvenientes: suelen darte bastante menos dinero del que tú te habías imaginado..ni siquiera la mitad de la mitad de lo que habías pagado (lo que da una idea de que pagamos demasiado por la ropa nueva..), y al enviarla no sabes con cuantas prendas se quedarán..quizás te encuentres con que se quedan 5 de 40.. Así que mejor asumir que es como una donación y si te dan algo, pues bienvenido sea.

- Tiendas de segunda mano. Hay algunas especializadas en artículos de bebé que te pueden venir muy bien tanto para dejar como para adquirir. Babyeco y Mi mamá recicla son algunos ejemplos. Suelen tener más artículos de puericultura y juguetes, pero también he visto algo de ropa. El funcionamiento suele ser el siguiente: les llevas el artículo y ellos lo tienen a la venta durante 3 meses, a la mitad del precio oficial. Si se vende, el beneficio se reparte a partes iguales (eso quiere decir que a ti te llega el 25% de lo que te costó..pero recuerda, no es un objetivo monetario..;)

Ventajas: lo sacas todo inmediatamente de tu casa.

Inconvenientes: el beneficio es poco, y hay que desplazarse hasta la tienda con los artículos (que a veces son voluminosos).

- Mercadillo de segunda mano: esta opción la descubrí hace poco a raíz de que se organizó uno en la localidad donde vivo y me pareció todo un acierto. Algunos ayuntamientos organizan mercadillos donde particulares pueden llevar toda clase de artículos en buen estado para vender. Tú marcas el precio y seleccionas los artículos. Yo llevé sólamente complementos míos: bolsos, fulards, collares, pendientes...y la verdad es que vendí bastante (y eso que en la hora de más gente se suspendío por lluvia..).

Las ventajas que tiene es que puedes conseguir deshacerte de tus cosas en un día y volver con el coche vacío (todo un placer..).Para ello mi consejo es que no te pases con los precios, recuerda que el objetivo es deshacerte de cosas, así que ponlas tiradas.. Y además añadiría que lo que sobre lo dejes en un contenedor de donación..que no vuelva a tu casa.

Inconvenientes: tienes que invertir ese día para estar allí en tu puesto, pero hay que tomárselo como una actividad divertida (que lo es). Además hay que llevar todas las cosas hasta allí, y cuando te pones a sacar trastos, ya sabéis..es como una mudanza!

Otras opciones para otros objetos

Hay otras categorías de objetos que se acumulan con bastante facilidad y a veces no sabemos muy bien como "dejarles ir": los libros y revistas.
No son muy susceptibles de colgarlos en una página de las mencionadas (aunque para los libros sí que hay opciones por internet), así que te propongo un par de soluciones que yo he probado y me han ido muy bien.
Libros: dónalos a una biblioteca. En mi caso tuve suerte porque la biblioteca de donde vivo sí que los aceptó (algunas te dicen que no, supongo que por saturación), aunque he de confesar que no los llevé todos de golpe por si rechazaban tanto volumen de faena (al fin y al cabo los tienen que catalogar..) La ventaja máxima es que realmente siguen estando a tu disposición, cuando quieras lo sacas y a leer. Y si no lo haces es señal de que hiciste bien en donarlo..
Revistas: este es otro material de lectura que se acumula por la idea de echarle un segundo vistazo, o por algún artículo que te interesa. Cuando compres una, léetela a fondo como si fuera un libro (yo, si me interrumpen, marco la página por donde seguir). Si te interesa algo, recórtalo (busca bien donde guardar eso, claro..). Y si ya está lista para partir, lo que hacía yo era llevarla al típico sitio donde hacen falta: la peluquería, la consulta del médico, una cafetería... Al menos alargas su vida útil.

Como conclusiones finales podemos decir que si quieres inmediatez en los resultados y rapidez en quitarte las cosas de encima, optes por donar o regalar (sobre todo si conoces a alguien que lo necesite). Si no te importa invertir más tiempo y esperar a que vayan saliendo las cosas de casa poco a poco, Internet es buena opción.

Y una observación: no caigas en la tentación de adquirir muchas cosas en estos sitios! Ya se sabe...pones 3 cosas a la venta y tú te llevas 5...

ALiCaduLa

Referencias:

www.nolotiro.org

www.chicfy.com

modavoladora.es

www.creciclando.com

www.percentil.com

www.babyeco.es

www.mimamarecicla.com



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: