MiniMamiS

Un Mes Sin Comprar Nada Nuevo

Hace un tiempo apareció una iniciativa bastante minimalista (o al menos poco consumista..) en la que se retaba a no comprar nada nuevo durante un mes (Buy nothing new). El mes elegido era octubre y, aparte del reto en sí, el objetivo era reflexionar un poco acerca de cómo gastamos nuestro tiempo y dinero y de las necesidades reales que tenemos.

Por supuesto ya me veis venir, mi propuesta es que participemos. Se trata de hacerlo durante 30 días seguidos, así que lo propongo ahora y así podéis empezar ya (quizás estemos pelados con la vuelta al cole...) o rumiarlo hasta el 1 de octubre y aceptar el reto ahí. No vale darse el atracón de compras el día antes! ;)

En esta ocasión la propuesta va para las minimamis y sus peques. Es decir, tampoco compres nada para tu bebé (o no tan bebé) este mes. Sería más fácil hacerlo sólo con sus compras, pero así predicas con el ejemplo (no le vas a negar un chupa-chups en el súper y luego tú te llevas un helado, que tampoco es nutricionalmente esencial...)

El objetivo de todo este jaleo (del que ya estaréis pensando :'sí, hombre..imposible'..) va más allá de hacernos reir (o sudar..). Deberíamos pensar en cosas como:

- Si realmente necesitas ese artículo.

- Cual es su ciclo de vida, de donde viene, cual es su impacto ambiental.

- Quién se beneficia de mi compra

- Cuales son las alternativas

- ¿Ir de compras es un hobby? porque podría estar gastando ese tiempo en otras actividades...

Algunas aclaraciones y consejos

Se trataría de no comprar nada realmente imprescindible, así que comida, medicinas o determinados productos de higiene sí que se pueden (y se deben) comprar. Aún así, siempre aplicando el sentido común, por ejemplo: valen pañales y papel higiénico (obviamente..) pero mientras te quede gel de baño no deberías comprar el pack de tres de oferta en la parafarmacia. Así vamos gastando cosas de aseo, que siempre suelen estar tripitidas...

Sobre todo se trata de prescindir de objetos y servicios superfluos, pero por supuesto que pagar las facturas o poner gasolina deberás hacerlo (otra cosa es que te plantees reducir el uso del coche para poner menos).

Consejos para intentar llevarlo a cabo:

- Para evitar que tu hijo se ponga pesado pidiéndote cosas (si ya tiene edad) y haga peligrar las buenas intenciones, no te lo lleves al súper (es una norma general de experto, o de madre, para ahorrar en la compra). Aquello es un mar de tentaciones y acabará pidiéndote algo que no está en la lista (o cogiéndolo directamente).

- En el súper, ya que lo hemos nombrado, ve con una lista bien detallada. Principalmente de alimentos, que entra dentro de lo imprescindible.

- Haz a tus hijos partícipes del reto. En el fondo es un juego y es fácil 'chincharles' y animarles para que lo consigáis (serán tu pepito Grillo..).

- Cada vez que te veas en la situación de llevarte algo y, por supuesto, no lo hagas, puedes ir guardando el dinero que te hubieras gastado (el bote del no-compré). Al final del mes te puedes llevar una sorpresa y, aunque el objetivo no sea sólo monetario, da que pensar...)

- No visites sitios tentadores. Nada de quedar con una amiga 'para ir de compras', iros a cenar o a tomar un café (en un sitio que no sea un centro comercial).

- Si no es mucho riesgo, directamente sal de casa sin dinero. Sabe un poco mal por si acaso, pero ya no necesitamos suelto para la cabina ( ¿la qué?...), efectivamente: podríamos usar el móvil. Así que si sales a dar una vuelta por tu barrio o a sacar al perro, vete sin el monedero.

- Si definitivamente ves que necesitas algo, no lo compres aún, espera unos días y piensa otras opciones. Quizás te lo puedan prestar, o tienes algo igual en casa y no te acordabas. Por supuesto, si no hay más remedio, adelante.

- Realiza actividades de tiempo libre que no impliquen ir a comprar. Esto incluye el tiempo que pasas con tu peque, pasead por la playa, la montaña o jugad a algo en casa.

-  No te anticipes mucho a posibles situaciones que puedas tener que impliquen comprar, como un cumpleaños este mes o un viajecito un fin de semana. La gracia es ver cómo salimos del paso y qué alternativas encontramos antes que comprar algo.

- Si realmente lo quieres, espera a que pasen los 30 días. Suele haber un fenómeno curioso en el que, pasado ese tiempo, curiosamente, has encontrado otra alternativa o sencillamente te has olvidado de ellos  y ya no lo necesitas..

¿Os animáis? Os reto. Ya nos contaremos!

ALiCaduLa

Referencias:

Página oficial de 'Un mes sin comprar nada nuevo' http://www.buynothingnew.com.au/


Comentarios

No he aguantado un mes, pero mínimo sí que lo hago un día por semana

Añadir un Comentario: